Page header image

Lesión del tendón de Aquiles

(Achilles Tendon Injury)

¿Qué es una lesión del tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles es una banda de tejido que conecta el hueso del talón con la pantorrilla. Una lesión en el tendón puede inflamarlo o romperlo por completo.

Tendinitis de Aquiles es el término que se utiliza cuando el tendón está inflamado. Los tendones son bandas muy resistentes de tejido conectivo que fijan los músculos a los huesos. Cuando un tendón sufre una lesión intensa, se llama un tirón. Cuando un tendón se inflama, se llama tendonitis. Cuando hay desgarros microscópicos en un tendón debido a lesiones repetidas, se llama tendinosis. Tendinopatía es un término que se usa tanto para la inflamación como los desgarros microscópicos. Causa dolor en la parte trasera de la pierna, cerca del talón.

¿Cómo ocurre?

La tendinitis de Aquiles puede ser causada por:

  • uso excesivo del tendón de Aquiles
  • músculos tensos en la pantorrilla
  • tendón de Aquiles tenso
  • correr mucho en subidas
  • aumento de la cantidad o intensidad del entrenamiento deportivo, a veces usando calzado que tiene la suela poco elevada
  • pronación excesiva, un problema en el que los pies giran hacia adentro y se hacen más planos que lo normal cuando uno camina o corre
  • uso de tacos altos en el trabajo y zapatos de taco bajo para hacer ejercicio.

El tendón de Aquiles se puede romper cuando se comienza una actividad de golpe. Por ejemplo el tendón se puede romper cuando uno salta o empieza a correr.

¿Cuáles son los síntomas?

La tendinitis de Aquiles causa dolor y posible inflamación en la región del tendón de Aquiles. El tendón está sensible y también puede estar hinchado. Sentirá dolor cuando se pone en puntas de pie o cuando estira el tendón. Es posible que no pueda mover el tobillo con la misma libertad que antes.

Cuando el tendón se desgarra o se rompe, puede sentir un ruido adentro. Si el desgarro es completo no podrá levantar el tobillo del suelo ni apuntar con los dedos de los pies.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le examinará la pierna para ver si la región está sensible o inflamada. Le mirará los pies al caminar o correr, para ver si hay pronación excesiva.

¿Cómo se trata?

Para tratar este problema:

  • Aplíquese hielo, gel de hielo o un paquete de verduras congelados envueltos en una tela sobre el área cada 3 a 4 horas, hasta 20 minutos por vez.
  • También se puede hacer un masaje de hielo. Para eso congele primero agua en un vaso de poliestireno, después pele el fondo del vaso para exponer el hielo. Sujete el vaso por el fondo y frótese el hielo sobre el tendón durante 5 a 10 minutos. Puede hacer estos 3 a 5 veces por día durante los primeros 2 días.
  • Levántese la pierna cuando esté acostado, apoyándola sobre una almohada.
  • Tome un medicamento antiinflamatorio como ibuprofeno (ibuprofen) u otro medicamento de acuerdo a las instrucciones de su profesional médico. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, por sus siglas en inglés) pueden causar sangrado del estómago y otros problemas. Estos riesgos aumentan con la edad. Lea la etiqueta y tómelos de acuerdo a las instrucciones. No los tome por más de 10 días a menos que se lo recomiende su profesional médico.
  • Mientras se está recuperando de la lesión, practique un deporte o actividad que no empeore su situación. Por ejemplo, nade en vez de correr.
  • Siga las instrucciones de su profesional médico para hacer los ejercicios de recuperación.
  • Cuando se recupera de su lesión aguda, use calor húmedo por hasta 20 minutos por vez para ayudar a relajar los músculos endurecidos o los espasmos musculares. Si tiene inflamación no se aplique calor.
  • Si tiene pronación excesiva, su profesional médico le podrá recomendar que use plantillas especiales, llamadas ortosis, que le ayudarán a estabilizar el pie. Puede comprar las plantillas en la farmacia o en una tienda de artículos deportivos, o también las puede encargar a medida.
  • En algunos casos graves de tendinitis de Aquiles, es posible que le coloquen un yeso en el pie durante varias semanas.
  • Cuando el tendón se desgarra, es posible que haya que operarlo. Si no se lo opera, es posible que deba usar un yeso en el pie durante 6 a 10 semanas.

¿Cuánto duran los efectos?

La duración de la recuperación depende de muchos factores, como su edad, salud y si ha tenido una lesión anteriormente. El tiempo de recuperación depende también de la severidad de la lesión. Un tendón que está sólo levemente inflamado y que recién comenzó a doler puede mejorar en unas pocas semanas. Un tendón significativamente inflamado y que ha estado doliendo por mucho tiempo puede tardar hasta algunos meses en mejorar. Tiene que dejar de realizar las actividades que causan el dolor hasta que el tendón haya cicatrizado. Si continúa realizando actividades que causan dolor en el tendón, sus síntomas volverán a aparecer y tardará más tiempo en recuperarse.

¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?

Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente. Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de su tendón de Aquiles, y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión. En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse. El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible. Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar su lesión.

Podrá retornar al deporte o actividad en forma segura cuando pueda hacer lo siguiente, en el orden en que aparece en la lista:

  • Puede mover la pierna lesionada en todas las direcciones de la misma manera que la pierna que está sana.
  • Tiene la misma fuerza en la pierna lesionada que en la pierna que está sana.
  • Puede caminar en línea recta sin sentir dolor ni renguear.

¿Cómo se puede prevenir la tendinitis de Aquiles?

La mejor manera de prevenir una lesión del tendón de Aquiles es estirando las pantorrillas y los tendones antes de hacer ejercicio. Si sus pantorrillas o tendones de Aquiles están tensos, estírelos dos veces por día aunque no haga deportes.

Si usted tiene tendencia a tener tendinitis de Aquiles, trate de no correr mucho en subidas.

Escrito por el Dr. Pierre Rouzier para RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-07-30
Last reviewed: 2010-06-21
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image