Page header image

Angina de pecho

(Angina, or Chest Pain)

¿Qué es la angina de pecho?

La angina de pecho (angina pectoris) es una sensación de compresión, contracción o dolor en el pecho. Se produce cuando el corazón no recibe la cantidad suficiente de sangre rica en oxígeno.

La angina de pecho se puede producir en hombres y mujeres de cualquier edad, pero es más común en personas de mediana edad y personas mayores de edad.

¿Cómo ocurre?

La angina de pecho puede ser causada por cualquier condición que afecte el flujo de sangre al corazón, como por ejemplo:

  • Enfermedad de las arterias coronarias: Las paredes de las arterias que llevan sangre al corazón pueden acumular depósitos de grasa (ateroesclerosis). Esto restringe la circulación de sangre y menos oxígeno puede llegar al músculo del corazón. Ésta es la causa más común de la angina de pecho.
  • Espasmo de la arteria coronaria: Los músculos de la pared de la arteria coronaria tienen espasmos. Esto estrecha las arterias y hace que la sangre circule más despacio o deje de circular por completo. Cuando el espasmo pasa, la arteria y la circulación de sangre vuelven a la normalidad.
  • Las válvulas anormales hacen que el músculo cardiaco se haga demasiado grueso
  • Ritmos anormales del corazón.
  • Anemia: Los niveles de glóbulos rojos o de hemoglobina (el compuesto químico de la sangre que transporta el oxígeno) son muy bajos.
  • Policitemia: La sangre tiene demasiados glóbulos rojos. Esto hace que se ponga espesa.
  • Un problema de tiroides
  • Tensión arterial alta incontrolada.

Es más probable que tenga la angina de pecho cuando el corazón está trabajando más, por ejemplo:

  • Cuando está haciendo ejercicios, o está haciendo el trabajo pesado de la comprobación.
  • Está enojado o triste.
  • Está en un ambiente con aire frío.
  • Está digiriendo mucha comida.

Sin embargo, también puede tener angina de pecho cuando está descansando o durmiendo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de angina pueden variar de una persona a otra. Los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Molestia en el pecho que dura más de 2 minutos, o que viene y se va. Puede sentir una presión o un apretón incómodo, tener la sensación de estar lleno o sentir dolor.
  • Molestias en otras zonas del torso, como en uno o ambos brazos, la parte superior de la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  • Falta de aliento.
  • Sudor.
  • Vahídos.
  • Náuseas.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. También le hará un examen físico. Podrá necesitar uno o más de los siguientes análisis:

  • Electrocardiograma (ECG) y prueba de esfuerzo en una cinta sin fin (ETT): Estas pruebas muestran los cambios eléctricos que se producen en el músculo del corazón cuando no tiene suficiente oxígeno.
  • Imagen nuclear del corazón: Esta prueba mide la circulación de la sangre en el corazón.
  • Ecocardiograma de esfuerzo: Esta prueba muestra cómo la falta de oxígeno afecta la capacidad del corazón para contraerse.

¿Cómo se trata?

Estilo de vida:
Cuando la angina de pecho es causada por la enfermedad de las arterias coronarias, muchas veces el tratamiento consiste en cambiar su estilo de vida. Es posible que deba:

  • dejar de fumar
  • perder peso
  • reducción de la tensión
  • hacer ejercicios en forma más regular, de acuerdo a las indicaciones de su profesional médico
  • bajar su presión sanguínea (si es alta)
  • reducir a cantidad de colesterol en su sangre (si tiene un nivel alto)
  • reducir la cantidad de azúcar en su sangre (si es alta).

Medicamentos:
Con frecuencia los síntomas de la angina de pecho se pueden controlar con medicamentos.

  • Los nitratos, como la nitroglicerina, aumentan el flujo de sangre al corazón. Reducen la carga sobre el corazón dilatando (ensanchando) los vasos sanguíneos coronarios y bajando un poco la presión sanguínea.
  • También son efectivas las drogas llamadas betabloqueantes y los bloqueantes de los canales de calcio.
  • Su profesional médico también le puede recetar otros medicamentos como inhibidores de la ECA (enzima de conversión de la angiotensina), aspirina y medicamentos para bajar el nivel de colesterol.

Su profesional médico decidirá qué tipo de medicamento es el adecuado en su caso en función de los resultados de los análisis y cualquier otro problema médico que pueda llegar a tener.

Cirugía y otros procedimientos:
La angina causada por arterias bloqueadas se puede tratar con:

  • intervención coronaria percutánea
  • operación de bypass de las arterias coronarias.

La intervención coronaria percutánea (PCI, por sus siglas en inglés) es un procedimiento más simple que la operación de bypass coronario. Su profesional médico insertará un catéter balón (un tubo flexible) dentro de la arteria del corazón que está bloqueada, para desbloquearla. Para ello inflará el balón que está en la punta del catéter. El balón expande la arteria lo suficiente como para que la sangre vuelva a circular normalmente. El catéter luego se extrae, pero en general se deja colocado un dispositivo de red metálica llamado stent. El stent ayuda a que el vaso sanguíneo permanezca abierto. Es posible que se tenga que quedar en el hospital por uno o dos días después del procedimiento. Este procedimiento también se llama angioplastia.

En la operación de bypass de las arterias coronarias, se quitan vasos sanguíneos de otra parte del cuerpo y se conectan a las arterias coronarias del otro lado del bloqueo. De esta manera se permite que la sangre se desvíe (bypass en inglés) alrededor del bloqueo. Es probable que se quede en el hospital alrededor de 1 semana, y que después se tenga que recuperar en su casa por varias semanas.

¿Cuánto duran los efectos?

Con tratamiento, las personas que tienen angina de pecho tienen un buen pronóstico. Con tratamiento, la mayoría de la gente puede llevar adelante una vida normal o casi normal.

¿Cómo puedo cuidarme y prevenir la angina de pecho?

Siga el tratamiento recomendado por su profesional médico. Además, siga estos consejos:

  • Comience un programa de ejercicios regulares bajo la supervisión de su profesional médico.
  • Si está excedido de peso, comience un programa para rebajar de peso bajo la supervisión de su profesional médico o de un dietólogo.
  • Coma una dieta saludable y balanceada. Evite los alimentos que tengan mucho colesterol, grasa saturada y transgrasas.
  • Mídase la presión regularmente. La alta presión sanguínea aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Evite los disgustos emocionales y las situaciones de estrés.
  • Lleve consigo siempre sus medicamentos.

Si su profesional médico le recetó nitroglicerina, tómela si:

  • el dolor no mejora al dejar de realizar la actividad o
  • tiene dolor cuando está en reposo.

Puede sentirse más cómodo si se sienta en una silla cuando toma el medicamento. Algunas personas previenen los síntomas tomando nitroglicerina antes de realizar cualquier actividad que normalmente produciría angina de pecho.

¿Cuándo debo llamar a mi profesional médico?

Si la angina de pecho empeora o se produce con más frecuencia, consulte con su profesional médico.

A veces es difícil saber si el dolor se debe a un ataque severo de angina de pecho o al comienzo de un ataque al corazón. Tiene que llamar al 911 y pedir ayuda de emergencia de inmediato si:

  • Siente molestias en el pecho (presión, sensación de estar lleno, apretón o dolor) que dura más de 5 minutos o que va y vuelve.
  • Siente molestias en el pecho acompañadas de mareos.
  • Su dolor de pecho se extiende a uno o ambos brazos o a su cuello o mandíbula.
  • Tiene molestias en el pecho y suda mucho o tiene problemas para respirar o el estómago revuelto.
  • Sigue sintiendo dolor después de tomar sus tabletas de nitroglicerina según las instrucciones.

Si tiene estos síntomas, no maneje solo al hospital. Si la angina es severa se puede llegar a desmayar.

Desarrollado por RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-01
Last reviewed: 2010-11-04
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image