Page header image

Ateroesclerosis

(Atherosclerosis)

¿Qué es la ateroesclerosis?

La ateroesclerosis ocurre cuando se acumula grasa y colesterol en las paredes de las arterias. Esta acumulación endurece las arterias y las hace más angostas que lo normal, bloqueando la circulación de sangre y oxígeno al cuerpo.

La ateroesclerosis afecta sobre todo las arterias de tamaño mediano, como por ejemplo las arterias del corazón (coronarias), del cuello (carótidas), del cerebro (cerebrales) y de los riñones. También se forma en la aorta, que es la arteria más grande del cuerpo, y en ramales más chicos de la aorta que van a los brazos y las piernas. La ateroesclerosis se tiende a concentrar en los puntos en que las arterias se desdoblan.

La ateroesclerosis es más común a medida que uno va envejeciendo y empeora con el pasar del tiempo. Es la causa principal de muerte y discapacidad en los Estados Unidos.

¿Cómo ocurre?

Los factores de riesgo importantes que pueden causar un mayor riesgo de ateroesclerosis son:

  • fumar
  • colesterol alto
  • alta presión sanguínea
  • diabetes
  • parientes cercanos con ateroesclerosis.

En general, la ateroesclerosis se va formando despacio. Primero hay algo que daña el revestimiento interno de la arteria. El daño puede ser causado por alta presión sanguínea en la arteria. También puede ser causado por un virus, irritantes como la nicotina o drogas, o por una reacción alérgica.

Se forman ciertas células blancas especializadas en la pared lesionada de la arteria. Estas células especializadas empiezan a digerir grasas y colesterol. Las células pueden digerir tanto material que explotan. Esto causa más lesiones y el ciclo vuelve a comenzar.

Las plaquetas son células de la sangre que ayudan a la coagulación. Las plaquetas reconocen una lesión y se adhieren al área lesionada. Una de las maneras en que las plaquetas tratan de reparar la arteria lesionada es haciendo crecer más células de músculo en la pared de la arteria. Esto hace que la pared sea más gruesa y se endurezca. Aumenta la cantidad de tejido cicatrizal en el área lesionada. Esta región de pared más gruesa se llama placa.

Algunas placas crecen muy despacio y empiezan a bloquear el interior de la arteria. Con el tiempo, la placa puede bloquear la arteria lo suficiente como para reducir la circulación de sangre. Cuando eso ocurre, la parte del cuerpo más allá de la zona estrechada empieza a sufrir por falta de oxígeno.

La placa puede seguir creciendo lentamente o romperse. Cuando la superficie de la placa se rompe se forma un coágulo en la ruptura. El coágulo puede crecer lo suficiente como para bloquear la circulación de sangre por la arteria. Nadie sabe por qué se rompe la placa. Cuando se bloquea la circulación de sangre se puede producir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que la ateroesclerosis no se note por muchos años hasta que empiece a causar síntomas. Los síntomas pueden ser constantes o pueden ir y venir. Pueden incluir problemas como:

  • dolor en los músculos de la pierna cuando uno hace ejercicios (claudicación intermitente)
  • dolor de pecho (angina)
  • mareo

La ateroesclerosis puede causar un ataque isquémico transitorio, o TIA, por sus siglas en inglés. Éste es una breve pérdida de la función cerebral que ocurre cuando el cerebro no recibe sangre suficiente porque un vaso sanguíneo se bloquea por poco tiempo. Los síntomas más comunes de TIA son:

  • pérdida de movimiento en los brazos, cara o piernas
  • debilidad en las piernas
  • torpeza para hablar o incapacidad para hablar claramente
  • ver doble o pérdida de visión en un ojo
  • entumecimiento o cosquilleo en la piel
  • mareos
  • confusión
  • pérdida del equilibro o la coordinación
  • cambios en la manera de caminar.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico preguntará por sus síntomas y lo examinará. Puede tener una o más de estas pruebas:

  • un angiograma, que usa radiografías especiales para ver las paredes de las arterias y cualquier bloqueo
  • un estudio de ultrasonido, que usa ondas sonoras para crear imágenes de sus arterias
  • un electrocardiograma (ECG), que puede mostrar si el músculo del corazón está dañando o se puede llegar a dañar por falta de sangre
  • un ultrasonido por Doppler, que puede analizar el bloqueo y medir la velocidad de la circulación de sangre en sus arterias.
  • MRI (estudio de resonancia magnética), que usa magnetismo, ondas de radio y una computadora para producir imágenes
  • CT (tomografía computarizada), donde se toman radiografías a distintos ángulos y después se combinan en una computadora.

¿Cómo se trata?

Dependiendo de sus síntomas, su profesional médico le puede recetar medicamentos para reducir los coágulos de sangre, relajar los vasos sanguíneos o reducir el colesterol. Es posible que se tenga que operar o hacerse una angioplastia. Su profesional médico también puede tratar los problemas relacionados con la ateroesclerosis, como daño renal o enfermedad de las arterias coronarias.

Su profesional médico le puede recomendar algunos cambios en su estilo de vida para tratar de parar o revertir la acumulación de placa en las arterias. Estos cambios en su estilo de vida se describen a continuación y son importantes para cuidar de su salud.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Tome los medicamentos recetados y siga los consejos de su profesional médico para cambiar su estilo de vida.
  • Tómese la presión y mida su nivel de colesterol en la sangre con regularidad.
  • Si fuma, deje de fumar. Dígale a su profesional médico si necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Si tiene sobrepeso, hable con su profesional médico sobre cómo perder peso.
  • Haga ejercicios regularmente bajo la guía de su profesional médico.
  • Siga una dieta con bajo contenido de grasas y colesterol y con alto contenido de fibra. Su profesional médico o dietista le dirán cuáles son las comidas que tiene que evitar.
  • Pregúntele a su profesional médico si le conviene tomar una aspirina por día. Puede existir una razón por la cual no es aconsejable que tome aspirina. Su profesional médico le puede recetar otros medicamentos que pueden disminuir el progreso de la ateroesclerosis.

Tiene que llamar al 911 y pedir ayuda de emergencia de inmediato si:

  • Siente molestias en el pecho (presión, sensación de estar lleno, apretón o dolor) que dura más de 5 minutos o que va y vuelve.
  • Siente molestias en el pecho acompañadas de mareos.
  • Su dolor de pecho se extiende a uno o ambos brazos o a su cuello o mandíbula.
  • Tiene molestias en el pecho y suda mucho o tiene problemas para respirar o el estómago revuelto.
  • Tiene síntomas de TIA.
Desarrollado por el Dr. Donald L. Warkentin y la Dra. Ann Carter para RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-29
Last reviewed: 2010-07-07
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image