Page header image

Úlceras de presión

(Pressure Ulcers)

¿Qué es una úlcera de presión?

Una úlcera de presión es una rotura de la piel y del tejido subyacente causada por presión constante aplicada sobre la piel. La úlcera puede ser pequeña o bastante grande y se va desarrollando debajo de las áreas de piel normal.

Las úlceras de presión se solían llamar escaras. También se pueden llamar úlceras de decúbito.

¿Cómo ocurre?

Puede tener úlceras de presión si está acostado en la cama o sentado en una silla por mucho tiempo sin cambiar de posición. También pueden ser causadas por frotar o hacer fricción sobre la piel. Las úlceras de presión ocurren con mayor frecuencia sobre el cóccix, la parte superior de la pelvis, el costado de la articulación de la cadera, la parte trasera del talón, el tobillo, la rodilla y el codo. La presión constante sobre la piel comprime los pequeños vasos sanguíneos que llevan nutrientes y oxígeno a la piel. Cuando una zona de la piel no recibe la cantidad suficiente de nutrientes y oxígeno, puede morir y formar una úlcera de presión.

Las úlceras de presión pueden ocurrir en cualquier persona si se aplica la cantidad de presión suficiente por un tiempo suficiente. Las personas con piel delgada y delicada tienen la mayor cantidad de problemas de úlceras de presión, así que tienen que prestar atención para prevenirlas. Cuanto más delgada sea su piel, mayor será el riesgo de que le aparezcan úlceras.

Los siguientes factores de riesgo aumentan la probabilidad de tener úlceras de presión:

  • tener que estar en cama o sentado en una silla por mucho tiempo
  • no poder moverse sin ayuda
  • no poder controlar los movimientos de vientre o la orina (la humedad de las heces o la orina pueden irritar la piel)
  • no comer bien (su piel necesita la nutrición adecuada)
  • no tener la cantidad suficiente de tejido graso sobre zonas huesudas como las caderas, talones y tobillos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas aparecen en etapas:

  • Etapa 1: aparece un área enrojecida u oscurecida en la piel que no desaparece después de 30 minutos de haber cambiado de posición o haber aplicado menos presión en la zona.
  • Etapa 2: la piel se agrieta, forma ampollas, se pela o se rompe.
  • Etapa 3: la piel se abre y puede exudar o drenar. La llaga atraviesa la piel completamente y se hace más profunda. Puede ver un poco de tejido amarillento.
  • Etapa 4: se forma una llaga profunda. Se puede llegar a ver el músculo. También se puede llegar a ver el hueso.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le examinará la piel.

¿Cómo se trata?

El tratamiento depende de qué tan severa sea la llaga. Las úlceras de presión necesitan atención oportuna y continua en las etapas iniciales para evitar más daño e infección.

Si tiene síntomas de una úlcera, puede hacer lo siguiente:

  • Informarle a su profesional médico.
  • No poner presión sobre la zona. Por ejemplo, si la llaga está en su espalda, trate de acostarse boca abajo o sobre el costado.
  • Mantenga limpia la llaga y protéjala de orina y heces. Consulte con su profesional médico para ver si hay productos que lo puedan ayudar con esta tarea.
  • No se masajee el área. El masaje puede dañar la piel aún más. No se masajee ninguna de las partes huesudas del cuerpo.
  • Si la piel está rota, su profesional médico le puede recomendar maneras de ayudar a sanarla. Las llagas pequeñas pueden necesitar sólo una venda acolchada y realizar ciertos cambios para no poner más presión sobre el área cercana a la llaga. Las llagas más grandes con frecuencia necesitan atención de enfermería, muchas veces llamada “cuidado de herida”. Lo pueden enviar a un centro especializado o clínica de tratamiento.

Las peores llagas pueden no sanarse nunca. En algunos casos hará falta cirugía plástica para rellenar el agujero dejado por la úlcera.

Llame a su profesional médico inmediatamente si:

  • Comienza a tener fiebre.
  • Nota un olor o un cambo de color en el drenaje de una llaga.
  • La piel alrededor de la llaga se pone más roja o duele más.

¿Cuánto duran los efectos?

Las úlceras de presión tardan mucho tiempo en sanar una vez que atravesaron la piel por completo. La rapidez con la que se sane la piel rota dependerá de su estado de salud, dieta y de la atención que reciba en su casa. Lo mejor es prevenir las úlceras de presión.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir las úlceras de presión?

  • Examine su piel diariamente para ver si hay zonas enrojecidas, más calientes que otras áreas, esponjosas o demasiado firmes. Preste atención especial a zonas huesudas como su columna vertebral, el cóccix, los talones y codos.
  • No aplique presión sobre cualquier área enrojecida o descolorada.
  • No se masajee ningún área enrojecida. El masaje puede dañar la piel aún más. Además, no se masajee ninguna de las partes huesudas del cuerpo.
  • Cambie frecuentemente de postura.
  • Siga una dieta saludable. Consulte sobre su dieta y suplementos dietéticos con su profesional médico y un dietista.
  • Pídale a su profesional médico que le recomiende productos que pueden ayudar a reducir la presión sobre la piel. Averigüe sobre colchones y acolchados de sillas que puedan reducir la presión. No use acolchados con forma de aro para reducir la presión. Pueden empeorar el problema.
  • Si no se puede mover fácilmente, le pueden colocar almohadas debajo de las piernas, desde las pantorrillas hasta el tobillo, para que el talón no se apoye sobre la cama. No coloque nunca almohadas debajo de las rodillas porque puede estar aplicando demasiada presión sobre los talones.
  • Ejercite el cuerpo tensionando y relajando sus músculos, moviendo sus dedos de las manos y de los pies, y haciendo girar las muñecas y los tobillos para mantener la mayor flexibilidad posible. Si no lo puede hacer, pídale a alguien que flexione y estire sus brazos y piernas todos los días para que no se pongan rígidos. El ejercicio mejora la circulación, desarrolla la musculatura y fortalece el cuerpo.
  • Espolvoree un poco de talco en sus sábanas para reducir la fricción. Si hay una persona que lo ayuda a cambiar de posición, puede usar una sábana para levantarlo, para que no se tenga que deslizar en la cama.
  • Trate de no levantar la cabecera de la cama más de 30 grados a menos que esté comiendo o tomando. Cuando su cama está muy reclinada se puede deslizar hacia abajo causando una lesión de fricción.
Developed by RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2009-08-26
Last reviewed: 2008-05-24
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image