Page header image

Dieta y prevención del cáncer

(Cancer Prevention and Diet)

¿Mi dieta afecta mis posibilidades de contraer cáncer?

Muchos tipos de cáncer tienen causas desconocidas. Sin embargo, hay cambios que puede realizar en su dieta para disminuir el riesgo de contraer cáncer. Para la mayoría de las personas, lo más importante es realizar lo siguiente:

  • No fumar
  • Mantener un peso saludable mediante dieta y actividad física.

Tener sobrepeso aumenta el riesgo de contraer diferentes tipos de cáncer, como cáncer de mama, de colon, de riñón y de esófago. El riesgo de contraer cáncer de próstata, de vesícula biliar, de páncreas y de ovario también es probablemente mayor.

La relación entre la dieta y el cáncer es complicada. Todavía queda mucho por aprender. Sin embargo, hay evidencia fehaciente de que las simples pautas que se incluyen a continuación ayudarán a disminuir su riesgo. Muchas de estas pautas pueden ayudarlo a evitar sufrir de sobrepeso u obesidad.

¿Cuáles son las pautas alimentarias para la prevención del cáncer?

  • Coma alimentos variados.
  • Coma al menos 5 tazas de frutas y vegetales todos los días.
  • Coma más panes, pastas y cereales integrales.
  • Coma más alimentos ricos en calcio, como productos lácteos descremados, verduras de hoja verde y legumbres.
  • Consuma menos grasa. Cuando consuma carne, retírele la grasa y la piel. Utilice carne desgrasada y productos lácteos descremados. Recuerde que muchos postres suelen tener un alto contenido de grasas y calorías.
  • Coma más pescado y carne blanca de pollo y pavo. Coma menos carne roja (res, cordero, cerdo). Consuma menos pescado y carne procesados y ahumados.
  • Cambie su forma de cocinar. Cocinar a la parrilla, asar y freír la carne a una temperatura elevada genera productos químicos que pueden aumentar su riesgo de contraer cáncer. La misma carne cocinada en estofado o al vapor, hervida o en el microondas resulta más saludable.
  • En caso de consumir alcohol, hágalo de forma moderada. Consumir demasiado alcohol aumenta su riesgo de contraer cáncer de boca, de garganta, de laringe, de esófago, de mama o de hígado. Las mujeres no deben consumir más de 1 bebida por día. Los hombres no deben consumir más de 2 bebidas por día.
  • Pregunte a su profesional médico acerca de los suplementos de vitaminas y minerales, incluida la vitamina D, (ahora en estudio por su posible beneficio en la prevención del cáncer) si no consume leche fortificada o si está expuesto a la luz solar excesiva.
  • Si tiene sobrepeso, hable con su profesional médico para bajar de peso.

¿Algún alimento en particular ayuda a prevenir el cáncer?

No hay garantía de que algún alimento ofrezca protección contra el cáncer, pero consumir una dieta saludable y mantener un peso saludable puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer. Las frutas y los vegetales tienen nutrientes que ayudan a prevenir el cáncer.

  • La fibra es un material vegetal en nuestra dieta que no se digiere. Aunque comer más fibra no se ha relacionado directamente con la prevención del cáncer, hace que los alimentos se muevan a través del intestino y puede ayudar a mantener un peso saludable, ya que hace que se sienta satisfecho con menos calorías. Comer más panes y cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas, frutas y verduras son buenas maneras de consumir más fibra.
  • La vitamina C y E son antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a prevenir o reparar el daño celular causado por la contaminación, la luz solar y los procesos normales del cuerpo.
    • Los cítricos, las papayas, las fresas, el kiwi, el melón, el brócoli, la col, la coliflor, las coles de Bruselas y los pimientos son excelentes fuentes de vitamina C.
    • La vitamina E se encuentra en aceites vegetales, semillas, frutas secas, aguacates, muchos cereales para desayuno enriquecidos, vegetales de hoja verde y productos del tomate.
  • La vitamina A y el folato ayudan a que las células se desarrollen normalmente.
    • La vitamina A se encuentra en el hígado, los productos lácteos enriquecidos y los huevos. Las fuentes vegetales incluyen zanahorias, camotes, melones y verduras de hoja verde.
    • El brócoli, los espárragos, las verduras de hoja verde, las legumbres y los cereales enriquecidos son una buena fuente de folato.
  • Los fitoquímicos son sustancias químicas naturales que dan a las plantas su color, sabor, olor y textura. Se recomienda para la prevención de muchas enfermedades, incluido el cáncer. Algunos fitoquímicos pueden ayudar a bloquear la acción de los agentes causantes del cáncer o impedir que se desarrollen las células del cáncer. Los fitoquímicos se encuentran solo en los vegetales, por lo que es importante comer una variedad de frutas, verduras, frijoles, nueces y granos integrales.

Un cambio en su estilo de vida y su dieta puede ayudarle a tomar el control de su salud. Tome decisiones saludables acerca de la actividad física regular, el peso, el alcohol, el tabaco y los alimentos que consume. Si tiene preguntas o inquietudes especiales sobre su riesgo de contraer cáncer, hable con su profesional médico.

Developed by Ann Carter, MD, for RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-01
Last reviewed: 2010-11-02
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image