Page header image

Cuidado del yeso

(Cast Care)

¿Qué es un yeso?

Un yeso es una estructura de soporte que rodea una parte lesionada del cuerpo para protegerla, evitando que se mueva y acelerando la cicatrización. Los yesos se fabrican de fibra de vidrio o de yeso. Su uso más frecuente es para el tratamiento de huesos rotos. A veces se usan también para cicatrizar ligamentos o tendones desgarrados o como tratamiento postoperatorio.

¿Cómo se coloca un yeso?

Primero se rodea la parte lesionada del cuerpo con material acolchado. Después se enrolla el yeso sobre el material acolchado como si fuera un vendaje. Durante el proceso de endurecimiento del material, se tendrá una sensación de calor.

¿Cómo se quita un yeso?

El yeso se quita por medio de una sierra circular diseñada especialmente. La sierra está diseñada para que no pueda cortar la piel. El yeso sólo debe ser quitado por su profesional médico.

¿Por cuánto tiempo tengo que seguir usando el yeso?

El tiempo que hay que tener el yeso puesto depende de su tipo de lesión. Algunas lesiones cicatrizan en pocas semanas y otras toman varios meses.

¿Cómo puedo cuidarme?

Dolor e hinchazón: Mientras siga teniendo dolor, tome acetaminofén, ibuprofeno o el medicamento recetado por su médico. Debe elevar la pierna o el brazo por encima del nivel del corazón para reducir la hinchazón. Si tiene la pierna enyesada, siéntese y ponga cojines debajo de la pierna para mantenerla elevada las primeras 24 horas. Si su profesional médico le dio un cabestrillo para el brazo, úselo para mantener la parte lesionada elevada. Mover los dedos de las manos o de los pies también puede reducir la hinchazón.

Mantenga seco su yeso: La mayoría de los yesos no se pueden mojar. Un yeso fabricado con material de yeso se desintegrará si se moja. Un yeso fabricado con fibra de vidrio no se desintegrará, pero el material acolchado que está abajo puede empezar a oler si se moja. El material acolchado mojado también le puede afectar la piel. Se puede bañar usando un paño mojado, en lugar de ducharse o darse un baño de tina. Si va a estar cerca del agua (incluyendo la lluvia), envuelva la parte enyesada en una bolsa de plástico gruesa. Mantenga la bolsa en su lugar con una goma elástica. Aun así, trate de que la bolsa de plástico no se moje. Si el yeso se llegara a mojar, lo podrá secar con un secador de cabello. Si se le moja el yeso y a las 4 ó 5 horas todavía no lo siente seco, llame a su profesional médico.

Es posible que su profesional médico le ponga un yeso especial y un recubrimiento que le permita mojar el yeso, y hasta nadar.

Picazón: Muchas personas comienzan a sentir picazón debajo del yeso. Nunca trate de rascarse con las uñas u otro objeto filoso dentro del yeso. Puede lesionarse la piel y provocar una infección.

Actividad: Su grado de actividad depende de su lesión. No podrá andar en bicicleta ni practicar la mayoría de los deportes. Es posible que le den permiso para participar en ciertos deportes si usa un material acolchado alrededor del yeso. El yeso se puede romper, así que no lo use para machacar o golpear objetos. Si le ponen un yeso en la pierna, no debe caminar ni apoyar el peso del cuerpo en esa pierna durante las primeras 48 horas. El yeso necesita tiempo para secarse y hacerse resistente. Si su profesional médico quiere que use un andador o muletas, no debe poner ningún peso en la pierna lesionada. Pregunte a su profesional médico qué actividades puede realizar sin peligro.

Después de haberme puesto el yeso, ¿en qué tengo que cuidarme?

Si tiene cualquiera de los problemas mencionados, póngase en contacto de inmediato con su profesional médico.

Hinchazón: Su lesión puede seguir hinchándose. Para limitar la hinchazón, coloque la zona lesionada a un nivel más alto que el corazón. Algunos signos de hinchazón son los siguientes:

  • Dolor agudo o persistente.
  • Sus dedos duelen o están entumecidos, o no los puede mover.
  • Las uñas le cambian de color.

Infección: A veces el área protegida por el yeso se infecta. Algunos signos de infección son los siguientes:

  • drenaje de fluidos en la piel que se encuentra protegida por el yeso
  • dolor
  • fiebre
  • enrojecimiento
  • mal olor debajo del yeso

Calce del yeso: Lo puede sentir demasiado flojo o demasiado apretado. Es posible que se debilite debido al desgaste. Llame a su profesional médico si siente que el yeso está demasiado apretado o demasiado flojo. Hable con su profesional médico si el yeso sufre algún daño o está debilitado a causa del uso y el desgaste.

Si encuentra cualquiera de los problemas mencionados, póngase en contacto de inmediato con su profesional médico.

Escrito por el Dr. Pierre Rouzier.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-08
Last reviewed: 2011-06-07
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image