Page header image

Resfriados

(Colds)

¿Qué son los resfriados?

Los resfriados son una infección de la cabeza y el pecho causada por un virus. Son un tipo de infección de las vías respiratorias superiores (URI, por sus siglas en inglés). Pueden afectar la nariz, la garganta, los senos nasales y los oídos. Un resfriado también puede afectar el tubo que conecta el oído medio con la garganta y también la tráquea, las cuerdas vocales y las vías respiratorias.

¿Cómo ocurren?

Los resfriados pueden ser causados por más de 200 virus distintos. La infección se contagia cuando los virus se transmiten de una persona a otra al estornudar, toser o por contacto personal. También se puede infectar al tocar objetos que fueron tocados por una persona resfriada. Algunos de los virus de los resfriados viven hasta 3 horas sobre la piel y otros objetos, como los teléfonos.

Es más probable que se resfríe si:

  • Tiene estrés físico o emocional.
  • Está cansado.
  • No sigue una dieta saludable.
  • Es fumador.
  • Está expuesto a humo de segunda mano.
  • Vive o trabaja en lugares hacinados.

La gente en general tiene menos resfriados a medida que envejece porque se hacen inmunes a algunos de los virus que los causan.

¿Cuáles son los síntomas?

En general comenzará a sentir los síntomas del resfriado 1 a 3 días después de haberse puesto en contacto con el virus. Los síntomas pueden ser los siguientes:

  • dolor de garganta o garganta irritada
  • estornudos, corredera de nariz o nariz tapada
  • tos
  • ojos lagrimosos
  • congestión del oído
  • fiebre leve (99 a 100°F, ó 37.2 a 37.8°C)
  • cansancio
  • dolor de cabeza
  • pérdida del apetito

¿Cómo se diagnostican?

Los resfriados se diagnostican en general por sus síntomas. Es posible que su profesional médico lo tenga que examinar para eliminar la posibilidad de otras infecciones serias, como estreptococos en la garganta y sinusitis.

Un resfriado no es lo mismo que la influenza (gripe), si bien ambas son causadas por un virus. La influenza en general se desarrolla más rápidamente que un resfriado. La influenza causa fiebre y dolores musculares a las pocas horas, a veces sólo 1 ó 2 horas después de contagiarse. Los síntomas del resfriado van apareciendo más lentamente y en general son más suaves.

¿Cómo se tratan?

No hay medicamentos que puedan curar el resfriado común. Puede tratar los síntomas con medicamentos de venta libre como aspirina, acetaminofeno (acetaminophen), ibuprofeno (ibuprofen), gotas o aerosoles nasales, jarabes y caramelos para la tos, pastillas para la garganta y descongestionantes. Si ya está tomando otros medicamentos, consulte con su profesional médico antes de tomar cualquiera de estos medicamentos.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, por sus siglas en inglés), como el aspirina y ibuprofeno (ibuprofen), pueden causar sangrado del estómago y otros problemas. Estos riesgos aumentan con la edad. Lea la etiqueta y tómelos de acuerdo a las instrucciones. No los tome por más de 10 días por cualquier razón, a menos que se lo recomiende su profesional médico.

Antes de darle cualquier medicamento que contenga aspirina o salicilatos a un niño o adolescente, consulte con su profesional médico. Esto incluye medicamentos como aspirina para bebés, algunos medicamentos contra el resfrío y Pepto-Bismol. Los niños y adolescentes que toman aspirina corren el riesgo de tener una enfermedad seria llamada síndrome de Reye.

No le dé a un niño menor de 4 años de edad ningún medicamento para la tos y el resfrío a menos que se lo indique expresamente su profesional médico. Para aliviar el dolor de garganta o la tos en niños mayores de 6 años de edad, les puede dar pastillas para la tos o caramelos.

Muchos medicamentos para la tos y el resfrío pueden contener sustancias que se deberían evitar durante el embarazo, como cafeína, aspirina y alcohol. Algunos remedios para el resfrío que se venden en la farmacia se pueden usar sin peligro, pero si está embarazada consulte con su profesional médico antes de tomarlos. En la mayoría de los casos podrá sobrellevar la tos y el resfrío tomando mucho líquido y descansando más que lo normal.

¿Cuánto duran los efectos?

Los resfriados en general duran entre 1 y 2 semanas. A veces después de un resfriado puede tener una infección bacterial, como una infección de oído o de los senos nasales.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Descanse bastante.
  • Tome muchos líquidos, como agua, jugo de fruta, té y refrescos.
  • Use un humidificador para aumentar la humedad de aire, sobre todo en su dormitorio.
  • Póngase gotas en la nariz para aliviar la congestión nasal. Puede comprar las gotas o hacerlas usted mismo. Para fabricar una solución de gotas para la nariz, agregue una cucharadita de sal a un cuarto de galón de agua.

Consulte con su profesional médico si le aparece cualquiera de estos síntomas:

  • dolor de oído que va empeorando
  • problemas para respirar, sibilancias, falta de aliento
  • ganglios linfáticos (glándulas) hinchadas y sensibles en el cuello
  • dolor de pecho
  • sarpullidos en la piel
  • dolor de garganta que va empeorando
  • manchas blancas o amarillas en las amígdalas o en la garganta
  • tos que va empeorando o que causa dolor
  • fiebre de 101.5°F (38.6°C) o mayor durante más de 2 días
  • escalofríos
  • dolor de cabeza que dura varios días
  • confusión
  • labios, piel o uñas que parecen azuladas

¿Qué se puede hacer para prevenir el contagio de los resfriados?

Las siguientes sugerencias pueden ayudar a prevenir la transmisión de los resfriados a otras personas.

  • Lávese las manos después de toser, estornudar o soplarse la nariz.
  • Lávese las manos con frecuencia, sobre todo antes de tocar alimentos, platos, vasos, cubiertos o servilletas.
  • Aléjese de los demás y use pañuelos al toser o estornudar.
  • Use vasos de papel y toallas de papel en el baño.
  • Nunca toque los teléfonos públicos ni bebederos con la nariz ni con la boca.
  • No comparta los alimentos ni cubiertos con los demás.
  • Evite el contacto cercano con otras personas hasta que ya no tosa, estornude o tenga corredera de nariz.

Para reducir el riesgo de contagiarse un resfriado:

  • Lávese las manos con frecuencia, sobre todo después de haber estado en contacto con una persona resfriada.
  • Lávese las manos antes de comer y tomar.
  • Evite el contacto cercano con personas que estén resfriadas.
  • Mantenga las manos alejadas de la nariz y la boca.
  • Seguir una dieta saludable.
  • Descanse bastante.
  • No fume.
Desarrollado por RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-15
Last reviewed: 2010-08-31
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image