Page header image

Diabetes: Cómo controlar el azúcar en la sangre mientras hace ejercicios

(Diabetes: Controlling Blood Sugar during Exercise)

Cuando hace ejercicios físicos, su nivel de azúcar en la sangre puede variar mucho, sobre todo si está tomando insulina para controlar su diabetes. Pero es importante recordar que la recompensa por sus esfuerzos es un corazón y vasos sanguíneos más saludables. Puede evitar problemas manteniendo un buen registro de sus ejercicios y aprendiendo a ajustar el nivel de medicamento, lo que come y su horario de ejercicios.

¿Cómo afectan los ejercicios mi nivel de azúcar en la sangre?

En general, los ejercicios ayudan a reducir su nivel de azúcar en la sangre. Esto se debe a que la insulina funciona mejor cuando hace ejercicios. Los ejercicios físicos pueden ser una buena manera de reducir el nivel de azúcar en la sangre (siempre que no tenga cetonas en su sangre u orina).

A veces el nivel de azúcar en la sangre aumenta cuando se hacen ejercicios. Esto puede ocurrir porque está excitado y libera una hormona que se llama adrenalina. Ésta es una respuesta normal. La adrenalina hace que se libere el azúcar almacenado en el músculo y el hígado. Este nivel más alto de azúcar en la sangre ocurre en general en la primera hora de los ejercicios.

¿Cómo puedo prevenir un nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) mientras hago ejercicios físicos?

Mida su nivel de azúcar en la sangre antes, durante y después de ejercitarse.

La mejor manera de saber cómo afectan los ejercicios físicos su nivel de azúcar en la sangre es midiéndosela antes, durante y después de hacerlos. Esto es particularmente importante si lo acaban de diagnosticar con diabetes o si está comenzando un programa de ejercicios físicos. Debería mantener un buen registro de sus ejercicios y de los resultados de sus análisis de sangre. Si hace el mismo ejercicio a la misma hora del día y con su dosis habitual de insulina y nivel similar de azúcar en la sangre, sabrá cuál es el efecto del ejercicio sobre su nivel de azúcar en la sangre. Tendrá que aprender a ajustar su nivel de insulina y sus bocados para evitar que su nivel de azúcar en la sangre sea demasiado bajo. Anote en un cuaderno:

  • la fecha y hora en que comenzó a hacer ejercicios
  • su nivel de azúcar en la sangre justo antes de comenzar a hacer ejercicios
  • cuál fue su última dosis de insulina o medicamento antes de comenzar a hacer ejercicios
  • la hora en que tomó la insulina o las píldoras
  • la hora en que dejó de hacer ejercicios
  • su nivel de azúcar en la sangre justo después de ejercitarse.

Si tiene problemas, podrá repasar sus anotaciones con su profesional médico. Estos registros pueden ser muy valiosos para que pueda controlar su nivel de azúcar en la sangre con la asistencia de su profesional médico. Si está empezando un programa de ejercicios o hubo un cambio en sus medicamentos, es importante controlar la respuesta del nivel de azúcar en la sangre al ejercicio. Mídase el nivel de azúcar en la sangre cada pocas horas hasta la hora de irse a dormir. También es importante hacer esto si cambió el tipo de ejercicio o su duración. Su nivel de azúcar en la sangre puede ir bajando por varias horas.

Antes de hacer ejercicios intensos, coma.

Si va a hacer ejercicios cerca de la hora de comer, coma primero. Si puede elegir el momento del día en que va a hacer ejercicios, trate de empezar de 30 a 60 minutos después de una comida o de haber tenido un bocado.

  • Su cuerpo absorbe líquidos más rápidamente que los alimentos sólidos. Los líquidos generalmente previenen las reacciones de bajo nivel de azúcar en la sangre sólo por 30 a 60 minutos después de que los toma.
  • Su cuerpo digiere comidas sólidas más lentamente. Las comidas sólidas en general mantienen el nivel de azúcar en la sangre elevado por lo menos durante 2 ó 3 horas.

Si su nivel de azúcar en la sangre es menos de 100 miligramos por decilitro (mg/dL) ó 5.5 milimoles por litro (mmol/L), coma un bocado de hidratos de carbono (o sea, por lo menos 15 gramos de hidratos de carbono) antes de iniciar sus ejercicios. Mídase el nivel de azúcar en la sangre de 15 a 30 minutos más tarde. No haga ejercicios hasta que su nivel de azúcar en la sangre sea mayor que 100 mg/dL (5.5 mmol/L).

Tenga bocados a mano mientras hace ejercicios.

Siempre debería tener a mano una fuente de azúcar.

  • Guarde un paquete de azúcar, cubo de azúcar o tableta de glucosa en el bolsillo o bolsa de cintura en caso de emergencia. Otra manera de llevar estos bocados es en una cartera de corredor que se ata a los zapatos.
  • También tenga a mano un emparedado o bocado similar (cacahuates o barra de granola). Los efectos de un paquete de azúcar sobre el nivel de azúcar en la sangre pueden durar sólo unos pocos minutos.

A veces es difícil adivinar la cantidad de bocados que va a necesitar para una actividad en particular. Si hace ejercicios a menos de una hora de la comida, es posible que no necesite ningún bocado adicional. Si no está en buen estado físico, su nivel de azúcar en la sangre podría caer más rápidamente que si estuviera en buen estado. Es muy útil medir su nivel de azúcar en la sangre para calcular el bocado correcto a comer. Si su nivel de azúcar en la sangre es bajo (por ejemplo, menor de 100 mg/dL ó 5.5 mmol/L), necesitará un bocado más grande que cuando su nivel sea alto. El tipo de bocado puede depender de la duración de la actividad.

  • Para actividades cortas (30 a 60 minutos) se usan bocados tales como leche o jugo, porque contienen hidratos de carbono que se absorben rápidamente. La leche es mejor que el jugo porque tiene proteínas. Si la actividad va a durar más, coma algo más sólido, como galletas o pan.
  • Los bocados que tienen proteínas y grasas además de hidratos de carbono son buenos para actividades de larga duración. Un buen bocado puede ser un emparedado de queso o carne, con un vaso de jugo.

También es importante tomar mucha agua, sobre todo cuando hace calor. Una regla general es tomar 8 onzas de líquido por cada 30 minutos de ejercicios vigorosos. Los líquidos como la leche y los jugos de fruta sirven para reponer el agua, las sales y los hidratos de carbono.

Quizás tenga que cambiar su dosis de insulina.

Antes de realizar una actividad nueva, hable con su profesional médico sobre cualquier cambio que puede llegar a necesitar en su dosis de insulina. Cuando la insulina está funcionando al nivel máximo, o sea cuando el nivel de azúcar en la sangre es menor, evite hacer ejercicios. Su profesional médico le puede decir cuándo su insulina está funcionando al máximo. Consulte con su profesional médico para ajustar su dosis de insulina a las necesidades y el horario de ejercicios que va a realizar.

Quizás tenga que cambiar el sitio de la inyección.

Su actividad y el lugar donde se inyecta la insulina pueden afectar qué tan rápido la absorbe. Los ejercicios físicos aumentan el flujo de sangre en la parte del cuerpo que se está moviendo. El aumento en el flujo de sangre hace que la insulina se absorba más rápidamente.

  • Si se inyecta insulina en un brazo o pierna que va a usar mucho durante los ejercicios, su cuerpo puede absorber la insulina demasiado rápido. Por ejemplo, si va a correr, no se inyecte la insulina en la pierna. Si va a jugar al tenis, no se la inyecte en el brazo con el que usa la raqueta.
  • En general, antes de hacer ejercicios intensos, un buen lugar para inyectarse la insulina es el abdomen.

Asegúrese que los demás sepan.

Use un brazalete o collar de alerta médica. Si forma parte de un equipo deportivo, es importante que sus compañeros y el entrenador sepan que tiene diabetes. Por lo menos uno de sus compañeros debería saber dónde guarda los bocados dulces. Recuerde que cuando tiene un nivel bajo de azúcar en la sangre durante un evento deportivo, tiene que descansar por lo menos 10 minutos después de comer un bocado dulce para permitir que el nivel de azúcar se eleve.

¿Qué es la hipoglucemia demorada?

La hipoglucemia demorada es cuando su nivel de azúcar en la sangre baja después de varias horas de haber terminado sus ejercicios. Puede ocurrir de 3 a 12 horas después de haberse ejercitado. Esto puede causar una reacción insulínica en el medio de la noche. Puede ocurrir porque el azúcar de más en la sangre vuelve a depositarse en el músculo. La reacción demorada también puede ser causada por los cambios hormonales que ocurren cuando duerme (por ejemplo, menor nivel de adrenalina). Las mejores maneras de evitar esta reacción demorada al ejercicio son:

  • Comer un bocado después de haber hecho ejercicios físicos o hidratos de carbono adicionales en la comida siguiente.
  • Comer un bocado que tenga un efecto más prolongado (como hidratos de carbono sólidos, proteínas y grasas) al momento de irse a la cama.
  • Reducir su dosis de insulina.

Si tiene hipoglucemia demorada, consulte con su profesional médico. Es posible que deba cambiar su dosis de medicamentos o el horario en que los toma.

Resumido del libro “Understanding Diabetes” (Cómo comprender la diabetes), 10a Edición, por el Dr. H. Peter Chase (que puede conseguir llamando al 1-800-695-2873).
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-01
Last reviewed: 2011-03-03
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image