Page header image

Diabetes: tipo 1

(Diabetes: Type 1)

¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 es un trastorno de por vida que ocurre cuando el cuerpo deja de fabricar insulina. Cuando no tiene insulina, el nivel de azúcar en su sangre es muy elevado.

Cuando se digiere la comida, su cuerpo descompone una gran parte de ella para formar azúcar (glucosa). La sangre transporta el azúcar a las células para usarla como fuente de energía. La insulina fabricada por el páncreas transporta el azúcar del torrente sanguíneo a las células.

Cuando su páncreas deja de fabricar insulina, el azúcar no puede llegar a las células. Entonces el azúcar se concentra en la sangre. Cuando la sangre del cuerpo tiene demasiada azúcar, se pueden producir muchos problemas. Estos problemas pueden poner en riesgo la vida si no se los trata. Sin embargo el tratamiento con insulina puede controlar el nivel de azúcar en la sangre.

La diabetes tipo 1 generalmente comienza en la niñez o al principio de la edad adulta. Si tiene diabetes tipo 1, tendrá que tomar insulina por el resto de su vida (a menos que tenga un transplante de células del páncreas).

La diabetes tipo 1 también se llama la diabetes mellitus tipo 1 o diabetes juvenil. Anteriormente se llamaba diabetes insulino-dependiente.

¿Cómo ocurre?

La diabetes tipo 1 ocurre cuando la mayoría, o todas, las células que producen insulina en el páncreas se han lesionado o destruido. Con frecuencia no se conoce la causa exacta. A veces la diabetes se puede producir por una infección viral o porque el páncreas se lesionó. O puede deberse a un trastorno del sistema inmune, que es cuando el cuerpo reconoce a parte de sí mismo como un objeto extraño y lo ataca: en este caso, ataca el páncreas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden aparecer repentinamente o pueden desarrollarse en el transcurso de días o semanas. Los síntomas varían ampliamente de una persona a otra. Los síntomas más comunes incluyen:

  • orinar mucho
  • aumento de la sed
  • visión borrosa
  • boca seca
  • cansancio
  • aumento del hambre
  • pérdida inesperada de peso
  • aliento frutado.

Si la diabetes no se diagnostica y se trata, puede llegar a tener un problema letal llamado cetoacidosis, que causa coma y posiblemente la muerte.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le preguntará sobre su historia clínica y sus síntomas y le hará un examen físico. También hará un análisis del nivel de azúcar en la sangre. Se pueden hacer tres análisis de sangre para diagnosticar la diabetes tipo 1:

  • una prueba de glucosa en ayunas (FPG, por sus siglas en inglés), también llamada prueba de azúcar en la sangre en ayunas (FBS, por sus siglas en inglés)
  • análisis de hemoglobina A1C
  • análisis azúcar en la sangre al azar (RBS, por sus siglas en inglés)

Para hacer la prueba FPG, le harán un análisis de sangre por la mañana antes de que haya comido nada. Si la prueba muestra que tiene un nivel de azúcar en la sangre de 126 miligramos por decilitro (mg/dL) ó 7.0 milimoles por litro (mmol/L) o más en ayuno, es posible que sea diabético. Es posible que haya que hacer dos pruebas de FPG para poder hacer un diagnóstico.

El análisis de A1C es un análisis de sangre que se puede usar para medir cómo se controla el nivel promedio de azúcar en la sangre en un periodo de 2 ó 3 meses.

También le pueden hacer un análisis de azúcar en la sangre en cualquier momento del día (al azar). Si su análisis de azúcar en la sangre al azar da 200 mg/dL (11.1 mmol/L), es muy probable que tenga diabetes.

Si se sospecha que tiene diabetes tipo 1, le pueden hacer otros análisis para ver si tiene anticuerpos de insulina o si sus células del páncreas están fabricando insulina. Esto se puede hacer cuando no está claro si tiene diabetes tipo 1 o tipo 2.

¿Cómo se trata?

El tratamiento principal para la diabetes tipo 1 es la insulina. El objetivo es mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de la gama normal, es decir a mismo nivel que la gente que no tiene diabetes. Para poder controlar bien el nivel de azúcar en la sangre hay que usar la dosis correcta de insulina, comer una dieta saludable y hacer ejercicios regularmente según las recomendaciones de su profesional médico. Si controla su nivel de azúcar en la sangre, podrá prevenir otros problemas serios causados por la diabetes.

Si su diabetes tipo 1 aparece de golpe, el tratamiento en general comienza en la sala de emergencia. Allí recibirá insulina en forma intravenosa (por la vena) hasta que su nivel de azúcar en la sangre vuelva a la normalidad. Antes de irse a la casa dejará de recibir insulina intravenosa y le enseñarán a darse inyecciones de insulina. Si tiene diabetes tipo 1, su profesional médico y el personal clínico le enseñarán a cuidarse a su mismo. Aprenderá a controlar su diabetes en su casa, en la escuela, el trabajo, al practicar deportes y otras actividades.

Si su diabetes tipo 1 le aparece de a poco, en el curso de varios días o semanas, quizás reciba el diagnóstico en el consultorio de su profesional médico. Su profesional médico hará que su nivel de azúcar en la sangre vuelva rápidamente a la normalidad y le comenzará a enseñar cómo cuidar su diabetes en la casa.

El elemento más importante del tratamiento será la insulina. Las otras 2 partes importantes del control de la diabetes son la dieta y los ejercicios físicos. Tendrá que controlar de cerca su nivel de azúcar en la sangre y tener un plan para manejar su diabetes cuando esté enfermo.

  • Terapia con insulina

    Hay distintos tipos de insulina disponibles. Varían por su rapidez para reducir el nivel de azúcar en la sangre y la duración de sus efectos. Se pueden usar varios tipos de insulina para mantener su nivel de azúcar en la sangre dentro del valor recomendado las 24 horas del día.

    Los tipos y nombres de preparaciones de insulina utilizados comúnmente son:

    • insulina de acción rápida: Humalog, NovoLog, Apidra
    • insulina de acción corta: Humulin R, Novilin R (regular)
    • insulina de acción intermedia: Humulin N, Novilin N (NPH)
    • insulina de acción prolongada: Lantus/Levemir

    Usted y su profesional médico colaborarán para encontrar el tipo y dosis de insulina que lo ayuden a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de los valores recomendados. Tendrá que medirse el nivel de azúcar en su casa, con frecuencia 4 veces o más por día al principio. Dependiendo de si el nivel de azúcar es alto o bajo, sus actividades diarias y su horario de trabajo o escuela, probablemente tenga que usar una combinación de insulinas, en general una de acción corta y otra de acción más prolongada, para poder tener un mejor control. Su profesional médico le enseñará a combinar los distintos tipos de insulina en la misma jeringa para poder darse una sola inyección. También puede comprar combinaciones premezcladas de insulina con una receta.

    Se pueden aplicar inyecciones de insulina en el muslo o en el abdomen 1 ó más veces por día. Usted aprenderá a medir su dosis de insulina, a limpiar su piel y a inyectarse.

    La bomba de insulina es otra manera de dar insulina al cuerpo. La bomba se lleva en la cintura como si fuera un comunicador (bíper). Un tubo conectado a la bomba se inserta debajo de la piel. A medida que cambia el nivel de azúcar en su sangre, ajustará la cantidad de insulina que entra por el tubo. Cuando lo diagnostican con diabetes, en general no se considera el uso de una bomba de insulina. Si usted y su profesional médico están convencidos de que aprendió a medirse su nivel de azúcar en la sangre, controlar el nivel de insulina, y mantener el azúcar en la sangre en un nivel normal, pueden entonces considerar el uso de una bomba.

    Ahora hay un medicamento llamado pramlintida (pramlintide, SYMLIN) para ayudarlo si está tomando insulina con las comidas pero no puede controlar suficientemente su nivel de azúcar en la sangre. Se inyecta inmediatamente antes de 1 ó más comidas. Es posible que haya que ajustar la dosis de insulina porque el SYMLIN puede causar un nivel de azúcar muy bajo (hipoglucemia) hasta 3 horas después de darse la inyección.

  • Dieta

    El objetivo principal de la dieta es mantener un nivel normal de azúcar en la sangre. Su profesional médico le dará una guía para determinar qué alimentos puede comer y cuántas calorías tiene que comer por día. El número de calorías recomendadas para su dieta diaria se determinará según su peso, y dependerá de si necesita bajar o subir de peso. También aprenderá a espaciar sus comidas para evitar pasar demasiado tiempo sin comer.

    Es posible que su profesional médico le recomiende hablar con un dietista para que le ayude a planificar la dieta y a organizar las comidas. El dietista le puede ayudar a elaborar un plan de comidas y bocados que se adapte a su estilo de vida. La dieta que se le recetará incluirá muchas proteínas magras, carbohidratos complejos (como fideos cereales, pan y cereales integrales) y alimentos con alto contenido de fibra. Su dieta normal no debe incluir los alimentos ricos en azúcares, como las bebidas gaseosas, caramelos o postres.

  • Ejercicio

    Los ejercicios físicos son muy importantes. Un buen plan de actividades puede ayudarle a controlar su nivel de azúcar en la sangre. También ayuda a mantenerlo saludable y evitar las complicaciones de la diabetes. Hable con su profesional médico para preparar un programa de actividades para usted.

  • Pruebas de azúcar en la sangre

    Como está tomando insulina para bajar el nivel de azúcar en su sangre, debe medirse el nivel de azúcar en su sangre siguiendo cuidadosamente las instrucciones de su profesional médico. Esto no sólo ayudará a controlar el nivel de azúcar en su sangre efectivamente sino que además ayudará a prevenir que el nivel de azúcar baje demasiado (hipoglucemia), lo cual puede poner en peligro su vida.

    Le enseñarán a medirse el nivel de azúcar en la sangre en su casa. Usará un equipo pequeño llamado medidor de glucosa en la sangre, o glucómetro, para analizar su nivel de azúcar en la sangre. Necesitará algunas lancetas (pequeñas cuchillas o agujas para punzarse el dedo) y algunas tiras de prueba donde colocará unas gotas de sangre. Su profesional médico le dirá cuándo y con qué frecuencia se tiene que medir el nivel de azúcar en la sangre. Cuando lo diagnostican con diabetes por primera vez tendrá que medirse el nivel de azúcar en la sangre frecuentemente. Una vez que la diabetes esté bajo control, su profesional médico le dirá cuándo puede dejar de controlarse el nivel de azúcar con tanta frecuencia.

    Mantenga un registro de sus mediciones de azúcar en la sangre. (Muchos medidores de glucosa registran y muestran una lista de sus mediciones más recientes.) Su profesional médico examinará el registro durante sus citas para ver qué tan bien funciona el tratamiento. Es muy importante que lleve su registro de azúcar en la sangre o su medidor de glucosa con registro a todas sus citas. Se usará como base para decidir si hay que ajustar el régimen de insulina.

    Un análisis de sangre llamado hemoglobina A1C (o simplemente “A1C”) puede mostrar cómo controló su nivel de azúcar en la sangre durante los últimos 2 ó 3 meses. Es posible que su profesional médico le haga esta prueba cada 3 meses para ver el control que tiene en general del azúcar en la sangre. Ésta es la mejor manera de saber si está manteniendo su diabetes bajo control. No obstante, no es un sustituto de sus mediciones diarias de azúcar en la sangre. Las mediciones diarias del nivel de azúcar en la sangre muestran si el tratamiento está funcionando a lo largo del día.

  • Plan para días de enfermedad

    La diabetes es más difícil de controlar cuando está enfermo. El nivel de azúcar en la sangre puede subir mucho y puede convertirse en una emergencia médica. Prepárese para el caso de que se enferme con un “plan para días de enfermedad”. El plan debe incluir la medición de su nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia y saber cómo ajustar su dosis de insulina. Su profesional médico lo ayudará a desarrollar un plan.

Los médicos están trabajando para encontrar métodos nuevos y más efectivos para tratar la diabetes. Por ejemplo, se están realizando con más frecuencia transplantes quirúrgicos de todo el páncreas o de algunas células del páncreas. El transplante de sólo las células del páncreas que fabrican insulina se llama transplante de células insulares. Si su cuerpo no rechaza el transplante de páncreas o de células insulares, este tejido puede producir la cantidad suficiente de insulina como para no tener que tomar más insulina.

¿Cuánto duran los efectos?

La diabetes tipo 1 es una dolencia de por vida. Los síntomas pueden aumentar o disminuir, dependiendo de su respuesta a la insulina, su nueva dieta y qué tan bien esté controlando el nivel de azúcar en la sangre.

Con la diabetes es especialmente importante que se cuide muy bien para evitar complicaciones. Las posibles complicaciones de la diabetes incluyen la enfermedad cardíaca, los accidentes cerebro-vasculares, ceguera, insuficiencia renal y daño a los nervios especialmente en los pies y las piernas. Si controla cuidadosamente su nivel de azúcar en la sangre, podrá prevenir o demorar estas complicaciones. Además, no debe fumar. El fumar es muy dañino para los vasos sanguíneos. Acelera y empeora las complicaciones de la diabetes.

Si mantiene su presión de sangre y niveles de colesterol en la gama recomendada, también ayudará a prevenir las complicaciones de la diabetes.

¿Cómo puedo cuidarme?

Pautas para la comida

  • Lea las etiquetas de las comidas. Elija alimentos con proteínas magras, hidratos de carbono complejos y mucha fibra. Elija los alimentos bajos en grasas saturadas. Coma panes de cereal integral y arroz integral. Evite los azúcares y las comidas hechas con harina refinada y arroz blanco.
  • Distribuya sus calorías totales de manera uniforme a lo largo del día.
  • Programe sus comidas para que coincidan con el máximo efecto de la insulina y sus actividades. Trate siempre de comer sus comidas y bocados, y hacer ejercicios físicos, a la misma hora todos los días.
  • Cuando aumente su actividad, mida su nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia. Es posible que tenga que comer más o disminuir la cantidad de insulina que se está administrando. Esto ayudará a evitar que baje el azúcar en la sangre.
  • Aprenda a elegir los alimentos adecuados del menú cuando coma afuera.
  • Solicite que le sirvan comidas para diabéticos cuando viaje (por ejemplo, en los hoteles y aviones). Solicite las comidas con antelación.

Pautas para controlar las calorías

  • Beba agua u otras bebidas sin calorías cuando sienta el impulso de comer entre comidas.
  • Limite la cantidad de alcohol que toma. Puede causar un nivel bajo de azúcar en la sangre y con el tiempo también empeorar los problemas del sistema nervioso causados por la diabetes.
  • Compre sólo los alimentos que estén permitidos en su dieta.
  • Coma a intervalos regulares.
  • Coma despacio y mastique bien la comida.

Pautas para controlar la insulina

  • Siga las instrucciones de su profesional médico para administrarse la insulina.
  • Pegúntele a su profesional médico sobre las causas y los síntomas del bajo nivel de azúcar en la sangre y qué hacer cuando tiene bajo nivel de azúcar en la sangre.
  • Sepa cuándo y cómo analizarse la sangre.
  • Siga las instrucciones de su profesional médico para ajustar su dosis de insulina de acuerdo con los resultados de sus análisis de sangre.
  • Lleve siempre consigo alguna forma de azúcar, para poder tratar su nivel bajo de azúcar rápidamente.
  • Lleve un bocadillo de alimento con proteínas, como un trozo de queso y galletas o cacahuates, para asegurarse de comer con la frecuencia que debe.
  • Asegúrese de que sus familiares sepan qué hacer si su nivel de azúcar en la sangre es muy alto o muy bajo.

Pautas para ver a su profesional médico

  • Siga las recomendaciones de su profesional médico para hacer citas de seguimiento. Lleve siempre consigo a todas las citas su registro de nivel de azúcar en la sangre.
  • La diabetes afecta los ojos. Hágase examinar la vista a más tardar a 5 años de ser diagnosticado si tiene menos de 30 años de edad, y de inmediato si tiene más de 30 años. Tendrá que hacerse exámenes de la vista por lo menos todos los años. Las mujeres diabéticas que quedan embarazadas deberían hacerse un examen de la vista cada trimestre, porque los problemas de la vista en los diabéticos pueden empeorar rápidamente durante el embarazo. Puede reducir el riesgo de tener una enfermedad cada vez más seria en la vista controlando muy de cerca su nivel de azúcar en la sangre.

Gran parte del cuidado cotidiano de la diabetes depende de usted. Si le informa a su profesional médico sobre los cambios producidos en su salud, evitará que su problema empeore. También puede prevenir las visitas a la sala de emergencia o el hospital si tiene un plan para manejar sus problemas de salud.

Debe prestar atención a los siguientes problemas:

  • dolor u opresión en el pecho que es nuevo o que empeora
  • nueva sensación de entumecimiento y cosquilleo
  • problemas del habla
  • pérdida de visión
  • problemas para pensar con claridad
  • vómitos y diarrea
  • tener mucha sed u orinar mucho
  • respirar aceleradamente con aliento frutado
  • un nivel de azúcar en la sangre menor que 70 mg/dL que no se corrige después de haber comido o tomado varias veces 15 gramos de hidratos de carbono
  • presión de sangre sistólica (el número superior) mayor que 180 mm Hg o menor que 90 mm Hg, o diastólica (en número inferior) mayor que 110 mm Hg.

Estos problemas pueden ser una señal de que tiene que llamar a su profesional médico o al 911, según qué tan severos sean.

Otras pautas para manejar la diabetes y sus complicaciones

  • Aprenda a cuidarse la piel y los pies. Contrólese los pies todos los días. Use zapatos cómodos que le queden bien para evitar lesiones al pie. Use los zapatos nuevos por un tiempo limitado hasta que se pongan más cómodos.
  • Haga ejercicios con regularidad según las instrucciones de su profesional médico. El ejercicio ayuda a que la insulina cumpla mejor su función. También le ayuda a mantener una presión de sangre normal y un corazón sano. Cuando haga ejercicios físicos, use zapatos que le calcen bien, estén bien acolchados y tengan buen soporte.
  • Pregúntele a su profesional médico si se tiene que medir el nivel de centonas en su orina. Las cetonas son productos químicos que pueden indicar si su azúcar está elevada. Su profesional médico le dirá cuándo y cómo medirse las cetonas. En general sólo lo tendrá que hacer cuando se empieza a enfermar o si su nivel de azúcar ha sido elevado.
  • Pregúntele a su profesional médico si debería tomar una dosis diaria baja de aspirina.
  • Lleve alguna identificación médica (como una tarjeta o brazalete) que indique que usted es diabético, para el caso de una emergencia.

Aprenda sobre la diabetes y sus complicaciones para que pueda tomar las decisiones adecuadas sobre el control del azúcar en su sangre. Hay mucho por aprender. Hable con su profesional médico sobre cómo puede aprender todo lo que necesita. También puede consultar a su sucursal local de la Asociación Norteamericana para la Diabetes, su hospital local o el Departamento de Salud para obtener información sobre educadores y dietistas para diabéticos que lo pueden ayudar, o sobre clases en su zona. También es bueno que su familia aprenda sobre la diabetes.

Puede obtener libros de recetas de cocina para diabéticos e información escrita sobre la diabetes en:

The American Diabetes Association
Teléfono: 800-DIABETES (1-800-342-2383)
Sitio Web: http://www.diabetes.org

¿Cómo puedo ayudar a prevenir la diabetes tipo 1 ó sus complicaciones?

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Sin embargo, muchos de los problemas causados por la diabetes pueden evitarse o reducirse si:

  • Sigue las pautas que le indique su profesional médico.
  • Mantiene un nivel normal de azúcar en la sangre.
  • Aprende a inyectarse la insulina correctamente.
  • Aprende a analizarse el azúcar en la sangre.
  • Sabe cuándo ajustar su medicamento.
  • Siga una dieta saludable.
  • Haga ejercicios físicos regularmente siguiendo las recomendaciones de su profesional médico.
  • No fume. Fumar acelera el daño al corazón y los vasos sanguíneos.
  • Busca tratamiento de los demás problemas de salud, especialmente la alta presión y colesterol alto.
  • No deje de acudir a las citas con su profesional médico
  • Hágase examinar la vista con la frecuencia recomendada por su profesional médico.
  • Si se enferma, llame a su profesional médico de inmediato, porque puede llegar a ser más difícil controlar el nivel de azúcar en la sangre.
  • Pregúntele a su profesional médico cuándo debería llamarlo acerca de un nivel alto o bajo de azúcar en la sangre, para obtener ayuda para controlarlo.
  • Si tiene alguna pregunta, haga una cita para ver a su profesional médico.
Desarrollado por Phyllis G. Cooper, RN, MN, y RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-03
Last reviewed: 2011-05-23
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image