Page header image

Insomnio en personas mayores

(Insomnia in Older Adults)

¿Qué es el insomnio?

Cuando uno tiene insomnio, con frecuencia tiene problemas para dormirse o permanecer dormido. Es posible que le cueste volverse a dormir si se despierta en el medio de la noche. Puede ser un problema de corto plazo o largo plazo.

En los Estados Unidos, el insomnio afecta a 1 de cada 3 adultos todos los años. Es un problema más frecuente en las personas de mayor edad que en los adultos jóvenes. Muchas personas mayores tienen problemas para dormirse o mantenerse dormidas. Las personas mayores también tienen mayor probabilidad de tener otros problemas del sueño, como el síndrome de pierna inquieta o la apnea del sueño.

A medida que envejece puede descubrir que pasa más tiempo en la cama pero duerme lo mismo o menos que antes. En general, las personas mayores se van a dormir más temprano por la noche y se despiertan más temprano a la mañana. Se puede despertar con más frecuencia de noche. Cuando duerme, el sueño puede no ser tan profundo o reparador como era antes.

¿Cómo ocurre el insomnio?

Los problemas del sueño pueden ser sólo el resultado normal de envejecer, o ser causados por tener malos hábitos del sueño. Los ejemplos de malos hábitos del sueño son dormir siestas largas, tratar de dormir en ambientes ruidosos, o comer o trabajar en la cama antes de dormirse. Un cambio en el horario de trabajo o de viaje también puede afectar sus patrones de sueño.

A veces los problemas para dormir se pueden deber a:

  • uso de cafeína u otros estimulantes
  • uso de alcohol, otros calmantes o sedantes, que lo pueden relajar pero también producen un sueño liviano y fragmentado, sobre todo si se usan por tiempo prolongado
  • estrés, por ejemplo si está hospitalizado o tiene un pariente enfermo
  • depresión, ansiedad u otros problemas emocionales.

Las enfermedades crónicas, el dolor u otros problemas pueden causar insomnio. Por ejemplo:

  • Es posible que se tenga que levantar para orinar de noche con más frecuencia si tiene diabetes, agrandamiento de próstata, pérdida del control de la vejiga o problemas urinarios causados por los medicamentos que está tomando.
  • Es posible que se despierte con frecuencia porque tiene insuficiencia cardiaca o enfermedad pulmonar crónica porque no recibe la cantidad de oxígeno suficiente cuando respira.
  • El dolor en las articulaciones y la rigidez de la artritis puede causar dificultades para dormir.
  • El mal de Alzheimer puede despertarlo más frecuentemente y hacer que duerma menos en total.
  • Si tiene mucho sobrepeso, es más probable que tenga problemas de sueño.
  • El síndrome de pierna inquieta es una sensación de dolor, contorsiones, cosquilleo, ardor o escozor en los músculos de la parte inferior de la pierna cuando está acostado. Puede hacer que le cueste más dormirse y quedarse dormido. Un problema relacionado se llama movimientos periódicos en el sueño, que es una flexión poderosa de los músculos inferiores de la pierna muchas veces durante la noche que también lo mantiene despierto.
  • Si tiene apnea del sueño, su respiración se interrumpe muchas veces mientras duerme. Esto puede ocurrir cuando los músculos de la garganta se relajan y las vías respiratorias se bloquean. La falta de oxígeno lo puede despertar. Los signos de apnea del sueño son ronquidos fuertes y un resoplo al despertarse. Si la persona que comparte la cama con usted le dice que deja de respirar y después resopla y se despierta, o da vueltas con frecuencia mientras duerme, consulte con profesional médico sobre la apnea del sueño.

Algunos medicamentos pueden interferir con el sueño. Pregúntele a su profesional médico si cualquiera de sus medicamentos puede causar problemas con el sueño.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden ser:

  • dificultad para dormirse
  • despertarse con frecuencia por la noche
  • despertarse temprano a la mañana y no poder volver a dormirse
  • no sentirse descansado a la mañana o sentirse cansado durante el día
  • inquietud o ansiedad cuando se aproxima la hora de dormir.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le hará preguntas sobre:

  • sus patrones de sueño
  • los medicamentos que esté tomando
  • sus hábitos de comida
  • su historia clínica mental y física
  • la historia clínica de su familia
  • su trabajo e itinerarios de viaje.

Su profesional médico podrá hacerle preguntas sobre sus hábitos de sueño a su cónyuge, compañero de cama u otro miembro de la familia. También es posible que le haga un examen físico y un análisis de sangre.

Es posible que le pida que escriba lo siguiente cuando se levante por la mañana:

  • cuánto tiempo estuvo en cama
  • cuánto tiempo cree que durmió
  • cuántas veces y cuándo se despertó durante la noche
  • a qué hora se despertó por la mañana
  • su opinión sobre lo bien que durmió.

Su profesional médico puede sugerirle que pase una noche en un centro de sueño. En el centro de sueño le pueden registrar su respiración, movimiento de los ojos, tono muscular, nivel de oxígeno en la sangre, frecuencia y ritmo cardiaco, y las ondas cerebrales mientras duerme.

¿Cómo se trata?

Su profesional médico le puede recomendar que utilice técnicas de relajación, que cambie su dieta y que lleve un estilo de vida que sea generalmente saludable y que incluya ejercicios físicos. Su profesional médico también le recomendará probablemente que adopte una rutina regular para irse a dormir.

Si duerme menos siesta y realiza actividades más tranquilas de noche podrá mejorar su sueño.

La psicoterapia puede ayudarlo a resolver sus problemas psicológicos o reducir el estrés que causa o contribuye a su insomnio.

Si su insomnio es causado por un problema médico, su profesional médico le dará un tratamiento.

Si la causa de su insomnio es el uso de drogas o alcohol, tendrá que dejar de usar estas sustancias.

En algunos casos le recetarán un medicamento para ayudarlo a dormirse. No tome ningún medicamento para dormir, inclusive de venta libre, sin aprobación previa de su profesional médico. Algunos medicamentos para dormir pueden ser adictivos. Su profesional médico lo ayudará a elegir el medicamento que más le conviene.

¿Cuánto duran los efectos?

Frecuentemente el insomnio dura sólo unas pocas noches. Si no se puede dormir casi todas las noches durante 2 semanas, consulte con su profesional médico. El insomnio que dura tanto tiempo en general sigue siendo un problema hasta que se encuentre y trate su causa.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Si el plan de tratamiento no parece funcionar, hable con su profesional médico.
  • Si el medicamento recetado para tratar el insomnio le causa efectos secundarios, dígale a su profesional médico.
  • Siga las recomendaciones de su profesional médico para hacer visitas al consultorio.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir el insomnio?

  • Siga una rutina de irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días.
  • Limite su siesta a no más de 1 hora por día.
  • Manténgase activo durante el día. Haga ejercicios y respire aire fresco.
  • Use el dormitorio sólo para dormir y tener relaciones sexuales, no para leer o mirar televisión.
  • Mantenga el dormitorio oscuro y a una temperatura confortable.
  • Piense en usar una fuente de ruido blanco, como por ejemplo el murmullo de un ventilador. La música suave lo puede ayudar.
  • Lea algo liviano o divertido antes de irse a la cama, para sacarse los problemas del día de la mente.
  • Dése un masaje o un baño tibio antes de irse a la cama para ayudarlo a relajarse.
  • No tome cafeína por la noche.
  • No coma mucho a la noche tarde.
  • No tome mucho líquido antes de irse a dormir.
  • Si está en cama por más de 30 minutos y no se puede dormir, salga de la cama, lea algo o mire televisión hasta que le vengan ganas de dormir.
  • Mantenga un peso saludable. El exceso de peso puede causar cansancio durante el día y empeorar su apnea del sueño.
  • No tome alcohol a menos de 6 horas de irse a dormir.
  • Si fuma, trate de dejar por completo. Si empieza a fumar menos pero no deja por completo, puede sufrir abstinencia de nicotina y despertarse en el medio de la noche.
  • Pregúntele a su profesional médico si tiene que ajustar la dosis de su medicamento. Quizás pueda tomar medicamentos que interfieren con el sueño durante el día. A la noche quizás pueda tomar medicamentos que le den sueño.
  • Trate de no usar medicamentos para dormir todos los días. Puede desarrollar una dependencia o tolerancia y dejarán de ser efectivos. La mayoría de las píldoras para dormir no se deben usar más de 2 semanas seguidas.
Desarrollado por RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-08-31
Last reviewed: 2010-06-27
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image