Page header image

Enfermedad arterial periférica

(Peripheral Artery Disease)

¿Qué es la enfermedad arterial periférica?

La enfermedad arterial periférica es un tipo de ateroesclerosis. La ateroesclerosis es un endurecimiento y estrechamiento de las arterias. Las arterias periféricas son los vasos sanguíneos que llevan sangre a los brazos y las piernas. En la mayoría de los casos la enfermedad arterial periférica afecta las piernas. Cuando el problema se hace severo causa dolor en las piernas o la cadera al caminar.

¿Cómo ocurre?

El estrechamiento de la parte interna de las arterias ocurre cuando se deposita colesterol y calcio a medida que pasa el tiempo, tapando las arterias. Estos depósitos en las paredes internas de las arterias se llaman placa. Después de un tiempo, la placa puede hacerse tan gruesa que bloquea completamente la circulación de sangre por las arterias. Las arterias tapadas o bloqueadas no pueden proporcionar la cantidad necesaria de oxígeno y combustible para el cuerpo.

Hay varios factores que aumentan su riesgo de desarrollar enfermedad arterial periférica:

  • una tendencia heredada (genética) en su familia
  • diabetes
  • nivel alto de grasas en la sangre (lípidos), como por ejemplo colesterol
  • alta presión sanguínea
  • fumar
  • exceso de peso
  • ser físicamente inactivo.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta enfermedad no causa ningún síntoma hasta que las arterias se hayan estrechado mucho.

El primer síntoma, llamado claudicación, es en general dolor o calambres en los músculos de la pantorrilla cuando camina o hace ejercicios con sus piernas. La molestia desaparece rápidamente cuando descansa, pero puede volver poco tiempo después de empezar a caminar nuevamente. A medida que el estrechamiento va empeorando, el dolor se hace más intenso. Si el estrechamiento es en las arterias que van al muslo, puede sentir dolor en los muslos y el glúteo. El dolor puede ser en una o ambas piernas.

Otros síntomas posibles son:

  • siente frío en los pies
  • pérdida de sensación en los pies y los dedos de los pies
  • pérdida de pelo en la parte superior de los pies
  • uñas más gruesas
  • piel pálida, brillante o azulada
  • si es hombre, problemas para tener y mantener una erección
  • cicatrización lenta de cortes y raspaduras en los pies y las piernas.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico lo examinará y le preguntará sobre sus síntomas y su historia clínica personal y familiar. Le medirá el pulso en los pies, las piernas y la ingle.

Le puede hacer pruebas para encontrar las arterias que están bloqueadas. Le puede hacer un angiograma o prueba Doppler (ultrasonido).

  • Para hacer un angiograma le inyectarán tintura en las arterias. La tintura permite a su profesional médico observar el flujo de sangre por las arterias. Su profesional médico podrá medir el estrechamiento de las arterias y ver si hay bloqueos.
  • Un estudio arterial Doppler es una prueba indolora que envía ondas de ultrasonido hacia los vasos sanguíneos. Una computadora usa los ecos de estas ondas sonoras de alta frecuencia para ver el flujo de sangre en los vasos. Para la prueba Doppler no tendrá que darse inyecciones; es útil como primera prueba pero no es tan precisa como un angiograma.

¿Cómo se trata?

El primer paso importante del tratamiento es controlar los factores de riesgo. Por ejemplo, tendrá que:

  • Dejar de fumar.
  • Si tiene diabetes, tendrá que controlar mejor su nivel de azúcar en la sangre.
  • Reducir su presión sanguínea a un nivel normal.
  • Reducir el nivel de grasas (colesterol o lípidos) en su sangre.

Su profesional médico le puede recomendar que tome una pequeña dosis de aspirina todos los días. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, por sus siglas en inglés), como la aspirina, pueden causar sangrado del estómago y otros problemas. Estos riesgos aumentan con la edad. Lea la etiqueta y tómelos de acuerdo a las instrucciones. No los tome por más de 10 días por cualquier razón, a menos que su profesional médico se lo recomiende.

Es posible que tenga que cambiar su dieta. Una dieta rica en cereales integrales, como trigo integral, avena y salvado; frutas y verduras; y con poca sal, grasas animales y azúcar refinada, es saludable para casi todos. Es especialmente importante para el tratamiento de diabetes, alta presión sanguínea, problemas con los lípidos y enfermedades vasculares.

Si fuma, tiene que dejar de fumar. Uno de los efectos de la nicotina es el estrechamiento de las arterias. Cada cigarro que fuma reduce la circulación de sangre a medida que la nicotina se absorbe en su sangre. Puede causar un coágulo de sangre, que a su vez puede causar un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

Es posible que su profesional médico tenga que cambiarle los medicamentos que está tomando o ajustar sus dosis. Algunas dosis o medicamentos son mejores para la circulación de la sangre que otros. Su profesional médico le puede recetar nuevos medicamentos para tratar de mejorar el flujo sanguíneo.

El ejercicio puede ayudarle a mejorar y mantener la circulación de la sangre. Su profesional médico le puede recomendar un programa de ejercicios. No obstante, es posible que necesite operarse para eliminar los bloqueos significativos antes de poder hacer ejercicios físicos intensos. Por ejemplo, le pueden hacer una operación de bypass para eliminar el área bloqueada y reemplazarla con un trozo de vena extraída de otra parte de su cuerpo. Si tiene un bloqueo en las arterias que alimentan las piernas, es posible que necesite cirugía abdominal.

En algunos casos, los bloqueos de las arterias periféricas se pueden tratar con angioplastia en vez de cirugía. La angioplastia es una intervención para destapar una arteria bloqueada usando un tubo delgado llamado catéter. El catéter tiene un balón en la punta que se puede inflar para abrir la arteria. El catéter también se puede usar para colocar un dispositivo en forma de malla llamado stent en la arteria para mantenerla abierta.

Si su enfermedad es muy severa y no se recomienda hacer esta intervención, es posible que haya que quitarle (amputarle) el pie o la pierna. La amputación en general es necesaria si la circulación de sangre es tan baja que la piel y otros tejidos mueren y corre el riesgo de tener una infección letal. La amputación se hace sólo en última instancia, pero si no se controla la enfermedad arterial periférica, puede ser necesaria.

Pregúntele a su profesional médico si tendría que tomar medicamentos para evitar que se formen coágulos en las arterias. Cuando las arterias se estrechan demasiado, los coágulos de sangre pueden ser un problema muy grave. Si fuma, correrá un riesgo aún más grande de que se formen coágulos de sangre.

¿Cuánto duran los efectos?

La enfermedad arterial periférica es algo que no se va, y empeorará a menos que reciba tratamiento y haga las cosas necesarias para prevenir la formación de placas.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Siga las instrucciones del profesional médico sobre su dieta, ejercicios y medicamentos.
  • Si fuma, deje de fumar.
  • Trate de no lesionarse la pierna afectada. Las lesiones en esa pierna se sanan mucho más lentamente. Es importante que use zapatos adecuados, camine por un terreno seguro y use equipos seguros para hacer ejercicios.
  • Para prevenir una infección en los pies, examínelos periódicamente y cuídelos. Lávese los pies y cámbiese las medias diariamente. Use zapatos cómodos y córtese las uñas en forma recta. Si tiene callos, obtenga ayuda de su profesional médico o un podiatra (pedicuro) para tratarlos en forma segura.
  • Cuando haga ejercicios físicos, pare y descanse si tiene mucho dolor en las piernas. Comience a caminar de nuevo cuando la molestia haya desaparecido. Parece no tener sentido pedirle que camine a alguien que tiene dolor en las piernas, pero las investigaciones han demostrado que los ejercicios físicos regulares pueden hacer que se formen vasos sanguíneos nuevos alrededor de los que están bloqueados.
  • Si sus síntomas (dolor, frío, color azulado) empeoran de repente, vaya a ver a su profesional médico de inmediato. Es posible que tenga un bloqueo completo.

¿Qué puedo hacer para prevenir la enfermedad arterial periférica?

La mejor manera de prevenir la enfermedad arterial periférica es manteniendo su estado físico.

  • No fume.
  • Trate de tener y mantener un peso normal, presión sanguínea normal y niveles normales de lípidos y azúcar en la sangre.
  • Siga una dieta con poca grasa y azúcar refinada, y muchos cereales integrales, frutas y verduras.
  • Haga ejercicios 3 a 4 veces por semana. Trate de caminar 20 minutos o más cada vez, o de acuerdo a la recomendación de su profesional médico. Andar en bicicleta y nadar son buenas alternativas en vez de caminar, pero debería consultar con su profesional médico antes de comenzar un programa vigoroso.
Developed by RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-29
Last reviewed: 2010-08-31
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image