Page header image

Enfermedades de transmisión sexual

(Sexually Transmitted Diseases)

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés), también llamadas infecciones transmitidas sexualmente (STI) son infecciones que se contagian de una persona a otra por contacto sexual. El contacto sexual puede ser por coito vaginal o anal, contacto oral con los órganos genitales, contacto de piel a piel en el área genital, besarse y usar juguetes sexuales como consoladores. Las enfermedades en general afectan el área genital, como el pene, la vagina o la piel circundante. También pueden afectar otras áreas como la boca, garganta y el ano.

Algunos ejemplos de enfermedades de transmisión sexual son:

  • sífilis
  • gonorrea
  • clamidia
  • herpes
  • papiloma virus humano (PVH), que causa verrugas genitales y el cáncer de cuello del útero
  • hepatitis A, B o C
  • tricomoniasis
  • VIH/SIDA.

La información clave que tiene saber sobre las enfermedades de transmisión sexual es la siguiente:

  • Las enfermedades de transmisión sexual afectan a hombres y mujeres de todos los estratos sociales y niveles económicos. Son más comunes en jóvenes menores de 25 años de edad.
  • Hay cada vez más cantidad de personas afectadas por enfermedades de transmisión sexual. Actualmente, las personas sexualmente activas tienen más compañeros sexuales en toda su vida. Esto aumenta el riesgo de tener enfermedades de transmisión sexual.
  • Es posible que las enfermedades de transmisión sexual no causen síntomas por varios años. La persona infectada puede no saberlo y puede transmitir la infección a su compañero sexual.
  • Las enfermedades de transmisión sexual causan más problemas severos de salud en las mujeres que en los hombres. Por ejemplo, pueden causar cicatrización de las trompas de Falopio en las mujeres. Estos son los tubos que normalmente transportan los óvulos de los ovarios al útero. La cicatrización de estos tubos puede hacer que sea más difícil para una mujer quedar embarazada. Si queda embarazada, existe la posibilidad de que tenga un embarazo en las trompas, que puede llegar a ser muy peligroso.
  • Las enfermedades de transmisión sexual se pueden contagiar de una madre embarazada a su bebé y causar problemas serios o la muerte. La sífilis, el herpes, la hepatitis B y el VIH pueden ser infecciones especialmente serias para el bebé recién nacido. Además, algunas infecciones pueden aumentar el riesgo de trabajo de parto y nacimiento prematuro.

¿Cómo ocurren?

Las enfermedades de transmisión sexual son causadas bacterias, virus y parásitos. En general se contagian entre compañeros durante las relaciones sexuales. Puede tener una enfermedad de transmisión sexual sin saberlo. Esto quiere decir que puede llegar a infectar a su compañero antes de saber que tiene la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Algunos síntomas posibles de enfermedades de transmisión sexual son:

  • ardor o dolor al orinar
  • descarga inusual en la vagina o el pene
  • picazón, ardor o dolor alrededor de la vagina, pene o recto
  • sarpullidos, llagas, ampollas o crecimientos sin dolor alrededor de la vagina, el pene o recto
  • dolor de garganta
  • sangrado vaginal entre periodos menstruales.

¿Cómo se diagnostican?

El diagnóstico se puede hacer por sus síntomas, haciendo un examen y generalmente con pruebas de laboratorio.

¿Cómo se tratan?

Algunas enfermedades de transmisión sexual se pueden curar con medicamentos antibióticos, sobre todo cuando se diagnostican y tratan temprano. Algunas enfermedades de transmisión sexual causadas por virus, como herpes, VIH y PVH (verrugas genitales) no tienen cura, pero los tratamientos pueden aliviarlas y evitar complicaciones. Si no puede pagar por el tratamiento, la mayoría de las comunidades tiene una clínica de enfermedades de transmisión sexual o un departamento de salud del condado donde las visitas son gratis o cuestan muy poco.

¿Cómo puedo cuidarme?

No tenga vergüenza ni miedo de obtener atención o solicitar información. Las enfermedades de transmisión sexual son una parte rutinaria de la atención de la salud en la mayoría de las oficinas y clínicas médicas. Recuerde que el diagnóstico y tratamiento temprano pueden prevenir las complicaciones y evitar que la enfermedad se transmita a su compañero. Puede obtener más información y tratamiento consultando a su profesional médico, el departamento de salud, la clínica de planeamiento familiar o clínica de enfermedades de transmisión sexual. Es importante que siga de cerca el plan de tratamiento de su profesional médico.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir las enfermedades de transmisión sexual?

Algunas enfermedades de transmisión sexual que se pueden prevenir con una vacuna.

  • Una vacuna contra PVH está disponible para mujeres jóvenes. La vacuna contra el PVH está aprobada para mujeres entre 9 y 26 años de edad. Lo mejor es que una mujer se dé la vacuna contra PVH cuando es joven y todavía no tuvo relaciones sexuales. Por eso se recomienda para niñas de 11 a 12 años de edad. Se da en una serie de 3 inyecciones. Protege contra las 4 variantes más comunes del virus de PVH que causan cáncer del cuello del útero.
  • Puede darse vacunas para prevenir la hepatitis A y la hepatitis B. La vacuna de hepatitis B se ha dado a los recién nacidos en los Estados Unidos desde comienzo de la década de 1990. Muchas personas que nacieron antes no están protegidas. La vacuna para la hepatitis B se recomienda para todos los adolescentes y adultos jóvenes entre los 12 y 24 años de edad que no han tenido hepatitis y no se han dado la vacuna aún. También se recomienda para todos los adultos que no se han vacunado y que corren el riesgo de tener la infección. Si corre el riesgo de infectarse con el virus de la hepatitis A, también puede necesitar la vacuna contra la hepatitis A.

La mejor manera de prevenir las enfermedades de transmisión sexual es evitando el contacto sexual. Esto incluye no tener sexo vaginal, sexo anal o sexo oral. Si es sexualmente activo, puede tomar los siguientes pasos para reducir el riesgo de infección:

  • Espere la mayor cantidad de tiempo posible antes de iniciar las relaciones sexuales. Cuánto más joven comience a tener relaciones sexuales, más probable será que tenga una enfermedad de transmisión sexual.
  • Tenga 1 sólo compañero sexual que sepa que no tenga una infección y que no tenga relaciones sexuales con ninguna otra persona.
  • Mantenga relaciones sexuales seguras. El uso de condones reduce el riesgo de infectarse con algunas enfermedades de transmisión sexual. No obstante, los condones no brindan protección total contra las verrugas genitales, la sífilis y el herpes. Tampoco protegen contra infecciones que se pueden transmitir por medio de sexo oral o anal. No use los mismos condones más de una vez.

Si es sexualmente activo, use siempre un condón y hágase exámenes regulares para ver si tiene una enfermedad de transmisión sexual, sobre todo si está teniendo relaciones con un compañero nuevo.

Si cree que puede tener una enfermedad de transmisión sexual o ha sido expuesto a una enfermedad de transmisión sexual, hágase examinar por su profesional médico antes de volver a tener sexo.

Puede obtener más información llamando al 1-800-CDC-INFO (800-232-4636) o visitando el sitio web para enfermedades de transmisión sexual del CDC en http://www.cdc.gov/std.

Developed by RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-29
Last reviewed: 2011-03-03
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image