Page header image

Incontinencia urinaria

(Urinary Incontinence)

¿Qué es la incontinencia urinaria?

Incontinencia urinaria es cuando pierde control de su vejiga. Quiere decir que se fuga orina de la vejiga.

La incontinencia urinaria es más común a medida que la gente va envejeciendo. Es un problema que afecta a uno de cada tres norteamericanos a partir de los 60 años de edad.

¿Cómo ocurre?

Hay distintos tipos de incontinencia:

  • La incontinencia de esfuerzo es cuando la fuga de orina ocurre cuando levanta cosas, hace ejercicios, tose, estornuda o ríe. Es causada porque los músculos de la pelvis están demasiado relajados. Es un problema común en las mujeres. Los músculos de la pelvis se pueden haber estirado o desgarrado durante los partos o por una operación en la pelvis. También, durante los primeros 3 meses de embarazo, el útero crece y hace presión sobre la vejiga, posiblemente causando fuga de orina. Frecuentemente este problema disminuye después del cuarto mes de embarazo, porque el útero comienza a sobresalir de la pelvis y no pone tanta presión sobre la vejiga. Más adelante, cuando el bebé va bajando, la fuga de orina puede volver a ser un problema.
  • La incontinencia de urgencia ocurre cuando tiene una necesidad urgente de orinar y no puede mantener la orina hasta llegar al baño. Ocurre con frecuencia en personas con el mal de Parkinson, que han tenido accidentes cerebrovasculares o sufren de esclerosis múltiple. Pero también la tienen personas saludables. Cuando no se puede encontrar la causa, el problema se puede llamar vejiga irritable o hiperactiva.
  • La incontinencia por desborde es más común en personas mayores, sobre todo en hombres, cuando la próstata se agranda. La próstata agrandada hace presión contra la uretra, que es el tubo que drena la orina de la vejiga. La vejiga nunca se vacía por completo y se llena con frecuencia. Esto hace que se fuguen pequeñas cantidades de orina.
  • La incontinencia funcional ocurre cuando una persona no puede llegar a tiempo al baño para orinar debido a problemas como el mal de Alzheimer o artritis severa.

La incontinencia puede ser causada o agravarse por un problema como:

  • estreñimiento
  • infección
  • una piedra en la vejiga
  • usar diuréticos ("píldoras de agua")
  • tejidos que se hacen más finos por falta de estrógeno después de la menopausia en las mujeres, debilitando el músculo de la uretra.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden ser

  • fuga de orina mientras hace ejercicios, ser ríe, tose, estornuda o levanta cosas
  • la orina frecuentemente se fuga en pequeños chorros
  • problemas en mantener la orina lo suficiente como para llegar al baño
  • chorritos de orina que salen después de haber orinado
  • olor a orina en la ropa y en la casa.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le hará una historia clínica cuidadosa y lo examinará. Le hará hacer un análisis de orina y de sangre para ver si tiene una infección u otros problemas.

Tal vez lo remita a un urólogo o ginecólogo. Un urólogo se especializa en problemas de las vías urinarias tanto en mujeres como hombres, y en las vías reproductivas de los hombres. Un ginecólogo se especializa en la salud de las mujeres, sobre todo en problemas con las vías reproductivas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento dependerá de cuál es la causa del problema. El tratamiento podrá ser:

  • Ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos de la pelvis que están debilitados. Su profesional médico le enseñará a hacer estos ejercicios.
  • Cirugía para tensar los músculos de la pelvis.
  • Medicamentos que refuerzan el músculo de la uretra, estimulan la vejiga para vaciarla, relajan una vejiga hiperactiva o tratan una infección.
  • Entrenamiento de la vejiga, que le enseña a vaciar la vejiga a ciertas horas fijas en vez de esperar a que le vengan ganas. Si tiene incontinencia por urgencia, el entrenamiento de vejiga puede ser un tratamiento que hace una gran diferencia en su vida. En vez de esperar a que la vejiga le dé la señal de orinar (que para muchas personas ya es tarde), fíjese un horario para vaciar la vejiga. Vaya al baño 20 a 30 minutos después de cada comida, por lo menos dos veces entre comidas y antes de ir a dormir. Puede usar un despertador para recordarle. Ajuste el horario al ir dándose cuenta de cómo funciona su vejiga.
  • Un pesario, que es similar al aro externo de un diafragma vaginal. Se inserta alrededor del cuello del útero de la mujer. Sirve para soportar los músculos de la pelvis y ayuda a prevenir la incontinencia de esfuerzo.
  • Pañales y ropa interior para incontinencia.
  • Un dispositivo colector que se coloca en el pene masculino para evitar que la orina se derrame.
  • Un catéter insertado en la vejiga para drenar la orina.
  • Cirugía. Hay varios procedimientos quirúrgicos para tratar la incontinencia, dependiendo del tipo:
    • Para la incontinencia por esfuerzo, se realiza a veces un procedimiento de cabestrillo vaginal para soportar la vejiga y los músculos de la pelvis.
    • Para tratar la incontinencia por desborde se puede usar una cirugía de próstata llamada resección transuretral de la próstata, o TURP, por sus siglas en inglés, para aliviar la obstrucción uretral.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Si está empezando a tener problemas con la fuga de orina, hable con su profesional médico. Siga los consejos de su profesional médico para manejar el problema.
  • El entrenamiento de la vejiga para ser muy útil para aliviar el problema de incontinencia. Para esto tiene que vaciar la vejiga en un cierto horario, en vez de esperar hasta tener ganas de orinar. Por ejemplo, puede ir al baño 20 a 30 minutos después de cada comida, por lo menos dos veces entre comidas y antes de ir a dormir. A medida que aprenda cuál es la frecuencia que mejor funciona, podrá cambiar el horario. Quizás quiera usar un despertador para recordarle cuándo tiene que ir al baño.
  • No tome muchos refrescos carbonatados, alcohol o bebidas con cafeína. Pueden irritar la vejiga.
  • Coma menos de las siguientes comidas: tomates, jugos de fruta, productos lácteos, alimentos picantes, azúcar y edulcorantes artificiales. Si come mucho de estas comidas, la vejiga se puede irritar.
  • No trate de controlar la fuga de orina dejando de tomar líquidos. No lo va a ayudar y puede ser peligroso. Tome líquidos en abundancia durante el día hasta aproximadamente 3 horas antes de irse a dormir. Para que la vejiga no se llene demasiado, vacíela cada 2 a 4 horas durante el día, y antes de irse a la cama.
  • Si tiene incontinencia por esfuerzo, haga sus ejercicios de Kegel regularmente.
  • Si necesita que su ropa no se moje, use pañales para incontinencia. No se olvide de cambiarse los pañales regularmente.
  • Mantenga su zona inguinal lo más limpia y seca posible.
  • Orine antes y después de tener relaciones sexuales.
  • Encuentre maneras de estar siempre cerca del baño. Coloque una luz de noche y barras de agarre en el baño y barandas para poder agarrarse cuando esté apurado, así no se cae. No espere para ir a orinar, y pregunte dónde está el baño cuando no está en su casa.
  • Si además de la incontinencia tiene una sensación de ardor, dolor en la parte inferior del abdomen, dolor de espaldas o fiebre, llame a su profesional médico.

¿Se puede prevenir la incontinencia urinaria?

Puede ayudar a reforzar los músculos de la base de la pelvis haciendo ejercicios de Kegel todos los días.

La incontinencia causada por una próstata agrandada a veces se puede prevenir con medicamentos, que se empiezan a tomar cuando tiene síntomas tempranos de agrandamiento de la próstata, como orinar con frecuencia.

Si la incontinencia es un síntoma de otros problemas, quizás no se la pueda prevenir. Por eso es tan importante que hable con su profesional médico.

Desarrollado por la Dra. Ann Carter para RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-01-27
Last reviewed: 2010-12-05
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.
Page footer image